El Cgcom exige que se reconozca como especialistas a los residentes que terminan en mayo

El Cgcom rechaza en pleno la prórroga de contratos de residentes de último año

156
Premios BiC

Las siete vocalías que integran el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) han mostrado su rechazo rotundo a la prórroga de la contratación de residentes de último año de ciertas especialidades, ante la emergencia sanitaria.

Desde la vocalía de Médicos en Formación, y con el apoyo del resto de vocalías, reclaman que se reconozca como especialistas a los médicos residentes que finalizan su periodo formativo en mayo de este año.

“Durante todo el periodo de emergencia sanitaria, hemos mantenido la sonrisa, la ilusión y la entrega, sabiendo que detrás de cada número en las estadísticas, se encuentra uno de nuestros pacientes y detrás de cada paciente una familia y una historia distintas que merecen siempre, todo nuestro respeto y toda nuestra atención”, advierten.

“No nos debemos a nuestros políticos”

No obstante, aseguran que lo han hecho porque se deben a sus pacientes. “Ninguno de nosotros prometió debernos a nuestros políticos”, sentencian.

La vocalía detalla en un documento su posición ante la medida que desde el 30 de marzo recoge el Boletín Oficial del Estado.

Los médicos en formación aseguran que son conscientes de la delicada situación sanitaria que estamos viviendo, una situación excepcional, que requiere medidas excepcionales. Por ello, aseguran que trabajan de forma incansable desde el inicio de la crisis.

No obstante, entienden que aunque ellos han puesto todo por su parte, Sanidad adopta cada semana medidas que no valoran su trabajo y “menosprecian y atacan” sus derechos laborales.

Una medida intolerable

 “La prórroga a los residentes de último año, que han finalizado ya su formación supone una medida intolerable, que fomenta la precariedad laboral y supone un agravio comparativo con el resto de especialidades médicas y quirúrgicas”, denuncian.

Ante esta situación, advierten de que no pueden tolerar “más humillaciones”. Al mismo tiempo, añaden que no pueden mirar hacia otro lado cuando está en juego su dignidad como trabajadores y profesionales”, denuncian.

Los médicos en formación entienden que esta medida, “además de injusta, solo busca un ahorro económico injusto, atacando a la piedra más frágil del sistema sanitario, como son los residentes”.

Ni un día más

Tal y como ha denunciado la organización en las últimas semanas, los médicos remarcan que no tolerarán ni un día más trabajar sin protección y sin pruebas diagnósticas para ellos. Al igual que sin aumentar las medidas de aislamiento comunitario.

Añaden que tampoco trabajarán “ni un día más siendo la mano de obra barata de una política sanitaria” que se aprovecha de ellos a su antojo, concluyen.