Controlar la pandemia

La caída de la cobertura vacunal en la población infantil es una realidad. A pesar de que la pandemia provocada por la Covid-19 ha puesto en el centro el papel que juega la inmunización, paradójicamente, esta crisis sanitaria está teniendo otros ‘efectos colaterales’ debido al colapso que ha sufrido el sistema sanitario, y que ha provocado esta situación.

En plena pandemia de la Covid-19, como advierte el Comité asesor de vacunas de la Asociación Española de Pediatría, las vacunaciones infantiles han experimentado una caída. Esto puede suponer un mayor riesgo de reemergencia de enfermedades inmunoprevenibles.

Ante este escenario los expertos apuestan por seguir una estrategia clara: mantener las vacunaciones en lo posible; asegurar las condiciones de seguridad; y planear la recuperación de las vacunaciones demoradas. Todo ello con la finalidad de revertir la situación actual ante la caída de la inmunización en la población más joven.

Así, los programas de vacunación están sufriendo importantes demoras y caídas, afectando no solo a los países de recursos medios y bajos (casos del sarampión y la polio), donde los efectos pueden ser devastadores, sino también a aquellos con recursos suficientes.

Como adelantan estos expertos,informes preliminares de las coberturas vacunales en varias comunidades autónomas ponen de manifiesto una caída importante de la cobertura de vacunación entre los más pequeños. Por tanto, asegurar el cumplimiento del calendario vacunal se alza como una prioridad. Como avanza la AEP, actualmente se está planeando cómo llevar a la práctica un plan de reapertura de la actividad y reducción del confinamiento y la distancia social, siendo el momento oportuno para organizar la recuperación de aquellas vacunas que se han dejado de administrar.

Castilla y León

Hace unos días, la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, explicaba que las coberturas hasta los 15 meses habían caído hasta el 80 por ciento, algunas vacunas.  De este modo, Casado, hizo  un  llamamiento a la vacunación. “Quiero mandar un mensaje a todos los padres que es esencial que vacunemos a nuestros menores”, dijo.

Del mismo modo, Casado, durante el pleno autonómico, insistió también en la importancia de reforzar la vacunación de la gripe. A su juicio, hay que evitar a toda cosa que a partir del próximo otoño coincida un brote de gripe con una nueva ola de la covid-19, situación golpearía duramente al sistema hospitalario. Por ello, no descartan desde la comunidad extender la obligatoriedad de esta vacuna a los grupos de riesgo.

¿Qué recomiendan los expertos, ante la caída?

Teniendo en cuenta esta caída en las coberturas de vacunación la Sociedad Española de Inmunología (SEI), la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP) y la Asociación Española de Pediatría a través de su Comité Asesor de Vacunas (CAV-AEP) han elaborado un documento de recomendaciones.

Así, proponen mantener las vacunaciones infantiles (del calendario oficial y las no financiadas que estén indicadas como rotavirus, meningococo B y meningococo tetravalente) en lo posible.

Estas sociedades apuestan por seguir las recomendaciones de la AEP y del Ministerio de Sanidad. Es decir,  asegurar las vacunas de los menores de 15 meses de edad (y en cualquier caso las de los 2 y 4 meses, y la triple vírica de los 12 meses de edad).

Del mismo modo, recomiendan aplicar criterios generales ya asentados por la experiencia acumulada. “Los niños que hayan superado la infección aguda por el nuevo coronavirus, una vez que se encuentren clínicamente bien, podrán seguir con las vacunaciones sin necesidad de esperar un tiempo determinado”.

Los expertos también abogan por mantener los nieles de seguridad habituales. En este sentido, explican, que la vacunación frente al rotavirus no debe realizarse en el domicilio por los padres. Para seguir esta estela hay que “ofrecer las condiciones de seguridad necesarias para reducir el riesgo de transmisión del nuevo coronavirus. Promover la confianza de las familias en sus visitas al centro de vacunación, con las medidas de seguridad oportunas en cada momento. Insistir en el contacto telefónico con el centro de salud para concertar las citas de las vacunaciones”.

Con todo, estos expertos insisten en la importancia de hacer planes para la recuperación de las vacunas demoradas, “llevándolo a la práctica lo antes posible, a medida que se vayan flexibilizando las medidas de distanciamiento social impuestas por las autoridades sanitarias”.

¿Qué dicen otros organismos internacionales?

Como recuerda el Comité Asesor de Vacunas, en marzo, UNICEF advirtió que las recomendaciones de distanciamiento social impuestas por el avance del coronavirus, están colocando a las familias en el brete de una difícil decisión, la de demorar las vacunaciones rutinarias de los niños, que, junto con las limitaciones al transporte y el abastecimiento, pueden comprometer los logros en el terreno de la salud infantil de los últimos años.

Lo que dice la OMS…

Tanto Unicef como la Oficia Europea de la OMS, con motivo de la Semana Europea de las Vacunaciones, han insistido en la necesidad de que los países mantengan los programas de vacunación infantil y que preparen planes de recuperación de las vacunaciones perdidas a poner en marcha lo antes que sea posible.

Llamada a mantener las vacunaciones

También otros países han emitido instrucciones para garantizar las vacunaciones en tiempos de la COVID-19. Algunos ejemplos son:

EE. UU. (Maintaining Childhood Immunizations During COVID-19 Pandemic): los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) proponen garantizar los servicios de salud y las vacunaciones de los menores de 2 años de edad, y apoyan las medidas para reducir el riesgo de transmisión del nuevo coronavirus en los centros de vacunación, propuestas por la Academia Americana de Pediatría (AAP) en el caso de los niños, y la Academia Americana de Médicos de Familia (AAFP) y el Colegio Americano de Médicos (ACP). También han recordado que los niños con enfermedades agudas leves pueden, en general, recibir las vacunaciones sin riesgos adicionales.

Reino Unido (Keep calm and carry on vaccinating): recomienda seguir con las vacunaciones infantiles, no siendo precisas las revisiones de salud previas para ello. El Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI), el pasado 17 de abril, propone priorizar las vacunas infantiles hasta la edad preescolar, la vacunación de la tosferina de las gestantes y la antineumocócica en los pacientes de riesgo mayores de 2 años de edad.

Nueva Zelanda (Keep calm and keep vaccinating): recomienda garantizar las vacunaciones de los menores de 2 años (especialmente las de la tosferina y sarampión), la vacunación antigripal, y las de las gestantes (tosferina y gripe). También propone omitir la observación posvacunación de los mayores de 13 años de edad que cumplen determinadas condiciones.

Fuente: Comité Asesor de Vacunas de la AEP.