“Hemos podido conocer y trabajar de la mano con profesionales tan diferentes a nosotros como son los abogados y conocer la medicina desde otro punto de vista”

79

Entrevista a Begoña Bueno García, médico intensivista con más de 15 años de experiencia y que, además, cuenta con un máster en enfermedades infecciosas. Cursó la 6ª edición del Máster de Peritaje médico y valoración del daño corporal, siendo el mejor expediente en esa edición.

Pregunta. ¿Cómo conoció el máster? ¿Cuál era su objetivo inicial al apuntarse? 

Respuesta. El máster lo conocí por una publicación en internet y luego me llamó el coordinador docente que me explicó y aclaró todas mis preguntas. La información fue fiel a lo que luego recibí. El objetivo inicial de Máster fue tener una formación extra con la intención de complementar económicamente mi actividad asistencial para poder en un futuro dejar de hacer guardias.

P. ¿En qué aspectos cree que le ha beneficiado la realización del máster? 

R. En muchos aspectos, a saber: me ha permitido trabajar de perito, con una amplia oferta que yo misma puedo gestionar dependiendo del tiempo libre que me deje mi actividad asistencial. En seguida que terminé, me llamaron para ofrecerme hacer informes y valoraciones de daño corporal. Me ha formado en aspectos para mi actividad diaria hospitalaria que en ningún otro sitio me han formado, que pueden tener implicaciones legales y son fundamentales para nuestra práctica: la correcta elaboración de un consentimiento informado, conocer cómo se redacta adecuadamente una historia, poder defenderme de reclamaciones de pacientes y muchos aspectos para los que no nos preparan ni en la carrera ni durante la residencia. Me ha permitido conocer a compañeros de otras especialidades y compartir experiencias durante el máster y después, relacionadas con el peritaje. De igual manera, hemos podido conocer y trabajar de la mano con profesionales tan diferentes a nosotros como son los abogados y conocer la medicina desde otro punto de vista.

P. ¿Qué valoración puede hacer de las clases impartidas? ¿Y del profesorado? 

R. Acudir todos los viernes a clase supone un esfuerzo importante, pero yo lo recomiendo a todo el mundo. Las clases son muy interesantes y sirven para poder preguntar dudas y aclarar conceptos, a veces muy alejados de nuestro vocabulario médico. Además, te permite conocer a los profesores y compañeros. En cualquier caso, tienes la opción streaming y todos los contenidos online, que también es muy útil cuando en algún momento no puedes acudir a clase.  El material de estudio que te dan lo parcelan por semanas para poderte organizar. Y las prácticas de la segunda parte del Máster te hacen sentir como si estuvieras en una sala de juicios donde te preparan para poder hacer frente a las dificultades que te puede plantear la parte contraria y el juez. Por experiencia, digo que he podido poner en práctica en sala aquello que me enseñaron en el máster.  Incluso, te dan una clase sobre cómo declarar tu actividad cuando ejerces, que te será muy útil. En fin, cubren todos los aspectos necesarios para tu formación en el tema.

Los profesores son muy profesionales, cercanos y accesibles. Tienes un tutor asignado con entera disposición que te ayuda en lo que necesites, lo mismo ocurre para el trabajo de fin de máster. Al final más que profesores se hacen compañeros. Los profesores ponen a tu disposición toda su experiencia en la defensa de profesionales de la salud y quién mejor que ellos para formarte.  Además, tienes el respaldo de la Universidad de Alcalá.

P ¿Cree que el máster está correctamente adaptado a las necesidades reales del día a día? 

R. Totalmente. Hoy todos los profesionales sanitarios estamos expuestos a una posible reclamación por parte de paciente/cliente y debemos saber cómo enfrentarnos a ello y sobre todo cómo poder evitar que eso llegue a suceder. Todos los días entregamos consentimientos informados, accedemos a las historias clínicas, redactamos informes y muchas veces no lo hacemos todo lo correcto que deberíamos. Eso es lo que me ha enseñado a mejorar el máster en mi práctica diaria.

P. ¿Alguna mejora posible? ¿Lo recomienda? ¿Por qué? 

En cuanto a mejoras en mi experiencia personal, no echo en falta nada. Lo recomiendo, por supuesto, porque creo que no sólo te permite trabajar en otro aspecto diferente al asistencial con las posibilidades que ello supone, sino que ha sido fundamental para mejorar muchos aspectos en mi práctica hospitalaria, aportando un valor añadido a mi currículum. La Universidad de Alcalá y la Fundación Uniteco promueven el máster en peritaje médico y valoración del daño corporal, que este año promociona su 8ª Edición. Si es de tu interés, no dudes en seguir este enlace.