A finales del año 2022, el Gobierno de Reino Unido, a través del sistema sanitario público del país o National Health Service of England (NHS England, por sus siglas en inglés) dotó de 19,9 millones de libras esterlinas, extensible a 28,6 millones, a la empresa M&C Saatchi para elaborar una campaña de publicidad con el objetivo de “cambiar el comportamiento de las personas cuando acceden a la atención médica y así reducir las presiones sobre el NHS”, según explica el propio sistema sanitario.

La campaña, que tiene como nombre ‘Help Us, Help You’ y tiene una vigencia de tres años, se basa en consejos para ayudar a reducir las crecientes presiones que enfrentan los médicos, por ejemplo, acceder a otras alternativas en lugar de apresurarse a Urgencias. Por ejemplo, que cualquier persona con dolencias leves vaya “directamente a ver a su farmacéutico, en lugar de reservar una cita con su médico de cabecera”.

Esta saturación en los hospitales podría estar relacionado con el aumento de casos de gripe, que, según publica ‘The Guardian’, se han multiplicado por diez. Además, la misma publicación incide en la situación actual del sistema sanitario de Reino Unido: huelgas de enfermeras y otros trabajadores de los hospitales, acumulación de operaciones, escasez de trabajadores y los retrasos en las reformas de atención social que el Gobierno prometió.

Ante esta presión sin precedentes, M&C Saatchi explicó, en el momento en el que le fue adjudicado el proyecto de la campaña publicitaria, que gran parte de su trabajo se basaría en los enfoques existentes, y el 20 por ciento se dedicaría a “explorar nuevas formas de lograr el objetivo”.

La empresa aseguró, en declaraciones al citado medio, que el apoyo al servicio de salud pública “nunca había sido tan alto”. Y que la disposición de la gente para ayudar a NHS “es más fuerte que nunca”. “El desafío clave es convertir ese sentimiento en un comportamiento”, afirmaba M&C Saatchi.

Críticas a la campaña

El Gobierno de Reino Unido, personificado en el primer ministro Rishi Sunak, líder del Partido Conservador y Unionista, ha sido criticado por esta campaña y ha tenido algunos detractores. Por ejemplo, desde el partido laborista, Wes Streeting, secretario de salud explicó a ‘The Guardian’ que los pacientes ya estaban recortando las citas presenciales con el médico de cabecera, “no porque no las necesiten, sino porque les resulta imposible conseguir una”.

“Entre esos millones de pacientes que no pueden obtener una cita cuando la necesitan, habrá problemas que no serán diagnosticados hasta que sea demasiado tarde”, afirmó Streeting, quién además añadió que “en lugar de gastar millones de libras de los contribuyentes en decirles a los pacientes que se mantengan alejados, el Gobierno debería capacitar al personal que el NHS requiere para atender a todos los pacientes cuando lo necesitan”.

En octubre de 2022, los médicos de cabecera registraron un total de 36,1 millones de citas, un aumento del 20,1 por ciento con respecto al mes anterior y significativamente más alto que antes de la pandemia de Covid, dato que se ha tenido en cuenta a la hora de elaborar la campaña.

Como contrapunto, desde el NHS han asegurado que ‘Help Us, Help You’, fue diseñada “para salvar vidas y alentar a las personas a acceder a los servicios del sistema sanitario público en el momento adecuado y de la manera correcta”.


También te puede interesar…