Fundación ECO: “En la evaluación y selección de medicamentos todos somos necesarios”

Los oncólogos defienden el carácter imprescindible de todos los profesionales sanitarios en la evaluación de medicamentos

53

Recientemente, el grupo GENESIS de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) ha publicado un decálogo, donde resalta una serie de puntos clave sobre el proceso de evaluación, selección y posicionamiento de los medicamentos. En él destacan la importancia de que los farmacéuticos de hospital sean quienes lideren dicho proceso. La Fundación ECO (Excelencia y Calidad de la Oncología) destaca el carácter “desafortunado” de los postulados recogidos en este decálogo, en línea con el posicionamiento ya manifestado desde la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme).

Para la Fundación ECO, el proceso de discusión y de análisis del valor y del coste de los fármacos requiere de la colaboración y participación de profesionales de diferentes ramas sanitarias.

En palabras de Carlos Camps Herrero, director de Programas Científicos de Fundación ECO y jefe de Servicio de Oncología Médica & Laboratorio Oncología Molecular del Hospital General de Valencia: “En la evaluación y selección de medicamentos no hay ningún profesional sanitario prescindible ni que aporte más valor que los demás. Todos somos necesarios, pues la ausencia de uno ya invalida el análisis juicioso del medicamento”.

De esta forma, la Fundación considera equivocado el posicionamiento de aquellos que pretenden protagonizar y liderar el proceso, puntualizando que este trabajo debe realizarse de forma multidisciplinar y en equipo, ya que en estos procedimientos cada profesional sanitario tiene “su trabajo y su papel”.

Para la Fundación ECO este tipo de defensa de supuestos liderazgos no tiene sentido y está condenado al fracaso, ya que responde a “corporativismos poco propios de nuestros homólogos europeos, donde no se cuestiona un modelo de trabajo en equipo multidisciplinar”.

Por su parte, Vicente Guillem, presidente de la Fundación ECO, ha recalcado que, en una disciplina como el cáncer, “donde la interdisciplinariedad ha aportado tantos beneficios, me parece un tanto ilógico que una especialidad se arrogue el papel de líder en un tema tan importante como la evaluación, selección y posicionamiento de los medicamentos. Solo desde la suma de “expertise” y de las diferentes visiones del tema se podrá llegar a un consenso que redunde en beneficio de los pacientes y garantice, al mismo tiempo, la sostenibilidad del sistema”.