Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer, la Fundación Eric Abidal visitó el Hospital Vall d’Hebron para hacer entrega del cheque simbólico correspondiente a la donación para el proyecto  “El bloqueo farmacológico de la metástasis como terapia anti-diseminación en los tumores infantiles”, una investigación que lidera Josep Roma, en el Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR).

El objetivo principal de la Fundación Eric Abidal es la promoción de la investigación para la mejora de la calidad de vida de niños y niñas enfermos de cáncer y sus familias. Por este motivo, a finales de 2018 firmaron un acuerdo de colaboración con el Vall d’Hebron Instituto de Investigación, para contribuir en la financiación de un proyecto de investigación centrado en la inhibición de la metástasis en los pacientes oncológicos.

El proyecto abre una línea de investigación muy novedosa, centrada en el bloqueo de la metástasis mediante el desarrollo de nuevos fármacos que podrían ser capaces de frenarla en su fase inicial, es decir, en el momento de la implantación. “Existen muchos fármacos para tratar el cáncer, pero muy pocos, por no decir ninguno , que estén específicamente diseñados para reducir la implantación de las células de la metástasis. Poder conocer a fondo los mecanismos claves que conducen a la metástasis en los cánceres infantiles puede permitirnos desarrollar compuestos específicos para frenar este proceso en un futuro no muy lejano”, comenta Josep Roma,  investigador principal del grupo de Investigación Traslacional en Càncer en la Infancia y la Adolescencia del VHIR.

Eric Abidal con uno de los investigadores del proyecto.

El avance de este proyecto puede tener un elevado potencial en el desarrollo de nuevas terapias basadas en el bloqueo de la implantación de la metástasis, lo cual podría abrir una nueva vía  de tratamiento y traducirse en un aumento de la supervivencia de los pacientes.

 “Es increíble lo que se puede llegar a conseguir destinando recursos a la investigación. El apoyo económico permite el desarrollo de la investigación, pero es el constante trabajo, las ganas y la implicación de los investigadores lo que realmente tiene un valor incalculable en todo este engranaje”, comenta Eric Abidal. “A día de hoy se ha avanzado mucho en la cura contra el cáncer, se ha salvado la vida de niños y niñas que años atrás hubiera sido imposible de imaginar. Pero aún queda mucho camino por recorrer”, añade.