El Servicio de Neumología del Hospital Universitario Infanta Leonor (Madrid) ha acreditado la dos nuevas unidades: Déficit de Alfa-1 Antitripsina (DAAT) y Tuberculosis. Estas acreditaciones, otorgadas por la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), se suman a las otras seis obtenidas por este el año pasado. En cuanto a las nuevas certificaciones, la Unidad de DAAT y la Unidad de Tuberculosis han obtenido el nivel básico con excelencia.

El déficit de alfa-1 antitripsina se caracteriza por niveles anormalmente bajos de AAT en sangre y tejidos. Es una condición hereditaria causada por mutaciones en el gen SERPINA1. Se trata de una entidad rara e infradiagnosticada que se transmite de padres a hijos mediante dos alelos. Uno de cada progenitor, por herencia mendeliana codominante. El mayor riesgo de enfermedad está en los individuos homocigotos, según ha explicado el hospital en un comunicado.

En estos pacientes la enfermedad pulmonar más frecuente es el enfisema o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). También se ha relacionado con otras entidades como vasculitis, bronquiectasias y asma bronquial, así como hepatopatías. El Servicio de Neumología cuenta con una consulta monográfica en esta patología, liderada por África Alcorta y Mariara Calderón, para el abordaje, diagnóstico, asesoría genética y tratamiento aumentativo con AAT en los casos que lo precisen.

Unidad de Tuberculosis

La tuberculosis (TB) continúa siendo la enfermedad infecciosa con mayor mortalidad a nivel mundial, tal y como han destacado. Para lograr los objetivos de la OMS en su programa ‘End TB Strategy’, orientado a erradicar la tuberculosis a nivel global, “se precisa de manejo especializado de parte del personal sanitario para diagnóstico, manejo y seguimiento de la enfermedad tuberculosa”.

El Servicio de Neumología cuenta con una consulta monográfica, liderada por Mariara Calderón y África Alcorta, para el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la enfermedad tuberculosa y la infección tuberculosa latente, y una consulta de Enfermería en el CEP Vicente Soldevilla para evaluar y educar a los pacientes, según han indicado.

Obtención de acreditaciones

Entre los objetivos de estas acreditaciones “mejorar la calidad asistencial prestada, establecer los recursos mínimos que deben prestar estas unidades en función de su complejidad, impulsar el desarrollo de planes formativos, promover la colaboración con profesionales de otras disciplinas clínicas, así como promover la investigación”, según ha recogido este comunicado. Para obtener dichas certificaciones, que son válidas para los próximos cinco años, el Servicio de Neumología de este hospital ha tenido que acreditar una serie de indicadores asistenciales, técnicos, de recursos humanos, de formación, docencia, de gestión y calidad, así como la actividad investigadora y representativa. La SEPAR contempla tres niveles de acreditación: Unidad Básica, Unidad Especializada y Unidad de Alta Complejidad.

El Servicio de Neumología, dirigido por María Jesús Buendía García, se ocupa del estudio de la fisiología y patología del aparato respiratorio. Así como de las técnicas diagnósticas, terapéuticas y preventivas necesarias para conseguir sus objetivos, que son el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades respiratorias tanto a nivel hospitalario como ambulatorio, tal y como se ha citado en el comunicado.


También te puede interesar…