En un contexto donde el valor de los datos tienen más fuerza que nunca, su potencial en el ámbito sanitario está abriendo todo un nuevo escenario de posibilidades. En este escenario, nace Hiris, una nueva Start-Up española, cuya razón de ser es acelerar la innovación, la transformación de los cuidados y la transferencia de tecnologías aplicadas a mejorar la salud y la calidad de vida. Todo ello sin perder de vista la sostenibilidad económica y ambiental del sistema de cuidados. Así lo explica su CEO, Jesús María Fernández. El que fuera portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso está convencido de que el mundo va “hacia la integración y el cuidado de las personas“. Lo hace, no sólo en el ámbito de la salud y de la enfermedad, “también en otras necesidades sociales que tienen que ver con el envejecimiento, la fragilidad o la dependencia”.

Jesús María Fernández, CEO de Hiris.

“Hay un gran camino que recorrer para cubrir las necesidades actuales. Tenemos una explosión de tecnologías que a veces no encuentran su camino para incorporarse al sector sanitario·, apunta Fernández.

Con esta filosofía y objetivo, explica, se están centrando en tres ámbitos: consultoría, la ciencia de datos, y la transformación digital. Así, ayudar tanto a los contratadores de tecnología como a las compañías que desarrollan soluciones tecnológicas a encontrar y facilitar la compra pública de innovación es un objetivo clave. Para ello, esta Start-Up se centra en definir estrategias de cómo incorporar innovación y tecnología en los sistemas de cuidados. Así, trazar el camino para acelerar la innovación y la compra pública de innovación son también ejes de esta compañía.

Del mismo modo, Fernández hace hincapié en mejorar los resultados de gestión y clínicos en las organizaciones, así como encontrar evidencia para poder entender mejor cómo funciona la innovación. “Es decir, el uso del big data y la inteligencia artificial aplicado a la adopción de la innovación”, explica, al tiempo que matiza sistemas de información para el pago por valor; o estudios de eficacia comparada de una determinada innovación, o un dispositivo médico”.

El SNS tiene que ir a esta transformación

¿Qué hace falta para que la transformación digital avance? A juicio de Fernández hay que hacer más eficiente todos los sistemas sanitarios, tanto en la fase de búsqueda activa de pacientes, como en el diagnóstico y tratamiento.

Los desafíos actuales están claros: sostenibilidad, envejecimiento, mejora de los procesos clínicos. “La clave principal es el entendimiento entre clínicos y el mundo de la revolución tecnológica”. Para Fernández el esfuerzo es grande, y es preciso adaptar las tecnologías a los procesos de trabajo. “Se trata de un esfuerzo para cambiar esos procedimientos clínicos”.

Para todo ello, ir a equipos multidisciplinares y aprovechar mejor las capacidades para trabajar en red será fundamental.

Financiación

Además, la financiación es una herramienta más. “El Sistema Sanitario invierte poco más del 1 por ciento en tecnologías de la información. Otros sectores están invirtiendo cerca del 10 por ciento, por tanto: hace falta más financiación”, remarca.

En esta línea, Fernández valora positivamente el anuncio del Ministro de Sanidadl, Salvador Illa, acerca del Libro Blanco de la Transformación Digital. Algo que, en su opinión es imprescindible, aunque “hace falta una estrategia nacional que esté impregnada de todo el proceso de transformación digital que tiene el Gobierno, sin olvidar la estrategia Europea”.