El Hospital Rey Juan Carlos realiza su primera cirugía de estimulación cerebral profunda

La técnica no cura la enfermedad, pero sí mejora los síntomas reduciendo la medicación diaria que el paciente debe tomar, lo que supone una recuperación de su calidad de vida.