El Hospital de La Princesa ya tiene renovado su Servicio de Oncología Radioterápica, que ha supuesto desde la remodelación de los espacios hasta la incorporación de última tecnología para el tratamiento del cáncer.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha visitado estas instalaciones, dotadas con equipamiento de vanguardia como la braquiterapia de alta tasa guiada por imagen, procedente de la donación de la Fundación Amancio Ortega. Este nuevo aparato permite delimitar los tumores y asegurar la correcta administración de la dosis de radiación, pudiendo suministrar una más alta y homogénea con un menor número de sesiones.

Además de la braquiterapia, el hospital público madrileño cuenta con dos aceleradores lineales de altas prestaciones con imagen guiada, que ofrecen, además de los tratamientos estándares de alta precisión, la posibilidad de realizar procedimientos de radiocirugía, radioterapia adaptativa, control respiratorio durante la radiación, etc. Completa la batería tecnológica un TAC de simulación 4D.

El Servicio de Oncología Radioterápica atiende anualmente a una media de 1.400 pacientes nuevos, y su equipo está compuesto por facultativos especialistas de Oncología Radioterápica, radiofísicos hospitalarios, técnicos superiores de radioterapia y profesionales de enfermería. Todos ellos han recibido formación específica para el manejo de los nuevos equipos.

Humanización del espacio

La remodelación ha contado, además, con un proyecto de interiorismo denominado Índigo, inspirado en el color azul profundo del cielo nocturno y enmarcado en la línea estratégica de humanización de los espacios, donde se pone en evidencia que un entorno físico confortable ayuda al paciente a reducir sus niveles de estrés

Por otra parte, para las paredes se han elegido grandes láminas con imágenes de astrofotografía cedidas por Víctor García Bertol, del Observatorio Astronómico Hipatia (OAH). Estas instantáneas sirven también como homenaje a Leopoldo Pérez, físico del Servicio de Oncología Radioterápica y amante de la astronomía que falleció por la COVID-19 en 2020.


También te puede interesar…