El pasado 26 de octubre, se reunió el Foro de Atención primaria, en el que se pidió que las incapacidades temporales fueran dadas telemáticamente y por cualquier especialista. Durante este foro, los médicos del primer asistencial anunciaron que dejarían de dar bajas a partir de 2023 a los pacientes que no hubiesen tratado.

El Foro, que representa a las sociedades científicas y entidades del primer nivel, ha vuelto a analizar la situación jueves día 5 y, en ese sentido, se ha acordado poner en marcha un observatorio para el seguimiento de la implantación de los mecanismos que conduzcan a la simplificación de los trámites que genera la incapacidad Temporal y permitan la emisión de partes de baja en todos los puestos asistenciales, lo que redundará en una mayor desburocratización de la consulta de los médicos de familia.

Cabe recordar que las bajas son generalmente dadas por médicos de primaria, a pesar de que el Real Decreto 634/2014 establece que cualquier facultativo, con independencia del puesto de trabajo al que pertenezca, debe de expedir los documentos de incapacidad una vez se haya dado el acto clínico.

A pesar de esto, el 5 de enero, entró en vigor Real Decreto 1060/2022, de 27 de diciembre, por el que se modifica el Real Decreto 625/2014, de 18 de julio, por el que se regulan determinados aspectos de la gestión y control de los procesos por incapacidad temporal en los primeros trescientos sesenta y cinco días de su duración. El Foro de Atención Primaria se ha reunido este mismo mes coincidiendo con la fecha límite que se había marcado para la modificación de la tramitación de los partes de incapacidad temporal (IT).

Visión de Semergen

“Vamos a dejar de dar las bajas a aquellos pacientes que no hayamos visto, el que tiene que dar la baja, siguiendo el real decreto, es el médico que está explorando al paciente en aquel momento”, aclara a GM Aurora García Lerín, secretaria de la Junta Directiva Nacional de Semergen, desde donde valoran el comienzo de año como “decepcionante”, tras las ultimas modificaciones del Real decreto ya mencionado. “Esperábamos más, no creemos que a estas alturas tengamos que seguir imprimiendo bajas, cuando los pacientes podrían acceder a sus datos a través de la historia clínica electrónica”, afirma García Lerín, que además asegura que un gran numero de pacientes jóvenes no tendrían problema para manejarse en estos ambientes.

“Cada médico tiene que hacerse responsable de lo que firma, yo como médico de primaria no puedo responsabilizarme de alguien a quien no he visto”

Aurora García Lerín, secretaria de la Junta Directiva Nacional de Semergen

El año presente acaba de comenzar, y aún no cuentan con demasiados datos sobre el seguimiento o no, de esta reivindicación, que busca un reparto mas equitativo de esta tarea entre los distintos especialistas. “También pasó con la receta electrónica. Cada médico tiene que hacerse responsable de lo que firma, y, por ejemplo, yo como médico de primaria no puedo responsabilizarme de alguien a quien no he visto. La baja es un tratamiento más al paciente”, explica la médico de familia.  

“En algunos hospitales que ya lo hacían lo siguen haciendo, por otro lado, en algunas comunidades no han hecho absolutamente nada”

Aurora García Lerín, secretaria de la Junta Directiva Nacional de Semergen

“Sabemos que en algunos hospitales que ya lo hacían lo siguen haciendo, por otro lado, en algunas comunidades no han hecho absolutamente nada” reclama García Lerín, que desconoce también los resultados de algunos proyectos piloto que ya han empezado a desarrollarse: “Para algunas bajas y hospitales se iba a hacer un pilotaje y aún no han informado de los mismos. En pocas comunidades han hecho esta iniciativa. Solo en Andalucia y Navarra hemos visto cambios, en el caso andaluz han activado un módulo de it, para los profesionales, lo tienen más fácil de organizar porque en esta comunidad  tienen historia conjunta”.

Durante el foro de octubre, se pidió encarecidamente la eliminación de los informes rutinarios, un informe complementario al Servicio de Inspección del Sistema Público de Salud. “En ese aspecto hemos avanzado, a partir de los datos no clínicos que no aportan ningún valor no vamos a tener que reflejarlos en la baja. De aquí al 1 de abril, los centros tienen que ponerse al día con los formatos electrónicos, para que la baja se pueda dar desde cualquier servicio del SNS”.


También te puede interesar…