Premios Fundamed

El Consejo General de Enfermería (CGE) ha denunciado que el quien fue presidente de esta institución durante casi 30 años, Máximo González Jurado, vendría realizando desde 2015 “una serie de maniobras irregulares y de mala fe”, y dentro de un plan “perfectamente planificado y pergeñado”, para apropiarse “de forma irregular” de la Fundación Iberoamericana de Ciencias Sociales y de la Salud FICSSALUD. Se trata de una Fundación constituida en 1995 por el CGE y que, apuntan desde esta institución, “había sido siempre hasta ahora la Fundación de las enfermeras, del Consejo General de Enfermería y de toda la Organización Colegial de Enfermería”.

Cabe recordar que, desde el origen de esta Fundación, su presidencia venía siendo asumida por el propio presidente de la CGE, lo que llevó a González Jurado a ocupar ambas responsabilidades hasta su dimisión como máximo representante de la CGE en octubre de 2017. Es ahí cuando, siempre según la denuncia de este organismo, el aludido habría iniciado “ya desde 2015” un farragoso proceso de “irregularidades” —que detallan en un comunicado público—, a fin de desvincular esta Fundación del CGE “y consumar el paso a manos privadas de un patrimonio que pertenece a todas las enfermeras y enfermeros de España y que, entre todos ellos, han contribuido a crear”. Y, en última instancia, poder volver a presidir desde el pasado mes de diciembre la Fundación pese a no tener vinculación actual alguna con la Organización enfermera.

Máximo González Jurado y Florentino Pérez Raya, actual presidente.

La más reciente de las “flagrantes irregularidades” que denuncia el CGE se habría producido  hace escasos días, cuando González Jurado “se ha autoproclamado también director general y ejecutivo” de la Fundación FICSSALUD (“imaginamos que para ponerse sueldo”, concretan) y de todas sus entidades.

Por todo ello, la Organización Colegial de Enfermería ha anunciado que “ya se han puesto en marcha todas las acciones jurídicas, informativas y administrativas necesarias con el objetivo de revocar semejante situación y devolver a las enfermeras de España, a su Consejo General y a la Organización Colegial de Enfermería, la que siempre ha sido su Fundación”