El reciente XXXIV Congreso Nacional organizado por la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) se ha consolidado como uno de los eventos más importantes en la especialidad de urgencias y más aún ante el reconocimiento de la especialidad. De hecho, esta edición ha tenido una participación histórica de más de 3,500 congresistas, 3,500 comunicaciones científicas, 70 mesas temáticas y de debate, 20 cursos completos y unos 40 talleres, destacando tanto por su contenido científico como por el entusiasmo y la juventud de sus asistentes.

En este sentido, Tato Vázquez Lima, presidente de SEMES, destacó la magnitud y calidad del evento. Según sus palabras, “fue un congreso redondo que contó con la participación de destacados congresistas y autoridades, como el exministro de sanidad José Manuel Miñones y el secretario de Estado de Sanidad, Javier Padilla, quienes calificaron el evento como espectacular”. Además, enfatizó que el congreso busca suplir la formación continua que aún no está estructurada en España, resaltando la importancia de eventos como este para la actualización y formación de los profesionales de urgencias​​.

Transversalidad

Asimismo, el Congreso abordó una amplia gama de temas relevantes para la medicina de urgencias, desde actualizaciones en patologías tiempo-dependientes como el sistema coronario, el ictus, la insuficiencia cardíaca congestiva o la sepsis. Del mismo modo, se hizo especial hincapié en la implantación de innovaciones tecnológicas en la formación, como el uso de realidad virtual con la realización de talleres inmersivos. No obstante, Amparo Fernández de Simón, presidenta del congreso y de SEMES Andalucía destacó la mesa del programa “Deja tu huella”, donde se discutió el papel crucial de los servicios de urgencias en la detección de VIH en España.

Asimismo, resaltó la transversalidad de la especialidad de urgencias, que abarca desde la atención extrahospitalaria hasta la aplicación de nuevas tecnologías como drones de socorrismo, ecografía portátil o la colaboración con la Asociación Española de Esclerosis Lateral Amiotrófica (AdELA), que busca humanizar la atención en urgencias para pacientes con necesidades especiales, implementando un decálogo de buenas prácticas​​. El congreso también abordó innovaciones en la atención a pacientes con toxicidad por sustancias recreativas y el impacto del cannabis en la salud cardiovascular. Avances en inteligencia artificial y su aplicación en urgencias, así como el uso creciente de ecografía portátil tanto en entornos hospitalarios como extrahospitalarios​​.

Formalización de la especialidad

Por otro lado, tanto Vázquez, como Fernández de Simón explicaron la importancia de la formalización de la especialidad de urgencias y su atractivo para las nuevas generaciones de médicos. Vázquez Lima destacó que la inmediatez y utilidad en la visualización de resultados hace que esta especialidad sea extremadamente interesante y motivadora para muchos profesionales. Sin embargo, también subrayó que es una especialidad exigente que requiere dedicación y tiempo. En cuanto a la atracción de la especialidad para los estudiantes, mencionó que estudios previos ya indicaban que un diez por ciento de los Médicos Internos Residentes (MIR) elegirían urgencias como su primera opción si esta especialidad existiese formalmente​​.

El proceso de formalización de la especialidad de urgencias está en marcha. El Consejo de Estado ya emitió su dictamen y solo faltan algunos pasos burocráticos para su ratificación. de hecho, una vez aprobado por el Consejo de Ministros, se creará la Comisión Nacional de la Especialidad, que establecerá los criterios de acreditación de centros y oportunidades docentes, así como el programa oficial de la especialidad (POE), donde se incluirá la homologación de profesionales que ya están trabajando en servicios de urgencias y emergencias​​. Vázquez Lima detalló que aquellos profesionales que tengan una experiencia de cuatro años en los últimos siete tendrán un proceso de homologación directa, mientras que aquellos profesionales que no lleguen a esos cuatro años, pero tengan al menos dos de experiencia se les realizará una prueba específica en que se realizará tres casos clínicos.

Retos de la especialidad

Esto pone sobre la mesa, una serie de retos que la especialidad debe de afrontar y tanto Vázquez Lima como Fernández de Simón recalcan que el objetivo principal no debe ser otro que establecer la Comisión Nacional, crear el Programa Oficial de la Especialidad (POE) y acreditar las unidades docentes. En cuanto al medio plazo, el presidente de SEMES señala la importancia de una formación reglada e igual para los residentes de medicina independientemente de su código postal, con el fin de mejorar la calidad y seguridad de los servicios de urgencias.

En cambio, a largo plazo, señalan que el desafío el desafío es tener servicios de urgencias que ofrezcan la máxima calidad asistencial y fomenten la docencia y la investigación. Además, Vázquez Lima enfatizó que la especialidad de urgencias no es solo para satisfacer a los profesionales actuales, sino para asegurar que los servicios de urgencias del futuro estén bien formados y sean homogéneos en su calidad​​.

En definitiva, El Congreso SEMES no solo fue un éxito en términos de participación y contenido científico, sino que también marcó un paso crucial hacia la formalización de la especialidad de urgencias en España. Con una hoja de ruta clara y el compromiso de mejorar la formación y la calidad asistencial, la medicina de urgencias se prepara para enfrentar los desafíos futuros y continuar siendo una especialidad vital y dinámica. La dedicación y pasión de los profesionales, junto con las innovaciones tecnológicas y los esfuerzos de humanización, aseguran un futuro prometedor para los servicios de urgencias en España.


También te puede interesar…