La enfermería internacional se ha citado, esta pasada semana en Ginebra (Suiza), para abordar algunos de los retos a los que se enfrenta la profesión. Algunos de los temas principales que han analizado han sido la escasez de enfermeras a nivel mundial, la movilidad internacional y la actualización del informe sobre la situación de la enfermería en el mundo que la la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) publicarán en 2025, tal y como ha recordado el Consejo General de Enfermería (CGE), quien ha mostrado su preocupación por estos aspectos.

Entre las entidades que han participado en estas jornadas, el CGE ha destacado en un comunicado al CIE, la OMS, así como el G8 de la Enfermería, en el ‘Global Partners Meeting on Nursing and Midwifery’. El principal objetivo ha sido el de recoger y aglutinar las preocupaciones de las más de 130 Asociaciones Nacionales de Enfermería (ANEs) que integran el CIE con respecto a la escasez de enfermeras y los problemas de movilidad internacional de los países menos desarrollados a los más desarrollados.

Además de ello, se han abordado otros asuntos como la actualización del informe sobre la situación de la enfermería en el mundo que se publicará en 2025, con la finalidad de “compartir experiencias de diferentes zonas del mundo”. Sobre este tema, el vicepresidente III del CGE y miembro de la Junta directiva del CIE, José Luis Cobos, ha señalado que “una de las preocupaciones de la enfermería a nivel mundial es contar con unos buenos datos sobre el número de enfermeras y matronas que hay en el mundo. Para pensar en el futuro necesitamos tener unos buenos datos, conocer el estado real de la profesión a nivel mundial. Sólo así es posible conocer de forma fidedigna las enfermeras que tenemos y las que faltan a nivel nacional e internacional”.

Así, a nivel global, la principal preocupación “es la escasez de enfermeras”, lo que genera una gran migración internacional. “El flujo siempre es el mismo, de los países más desfavorecidos a los más desarrollados que pueden ofrecer mejores condiciones laborales. Lo que también ha propiciado que desde el CIE se esté planteando la importancia de las cuestiones éticas en la movilidad de enfermeras. La migración no debe ser una cuestión de comprar y vender enfermeras al mejor postor, porque siempre acaban perdiendo los que menos tienen”, ha incidido Cobos.

A esta reunión han asistido de forma presencial 200 representantes de gobiernos nacionales como de asociaciones de enfermería. Dada la limitación del aforo el resto de asistentes se conectaron online, según ha explicado el CGE en un comunicado. Por parte española, además de Cobos, han asistido la secretaria de la Federación de Asociaciones de Matronas de España (FAME), Cristina Franco, y las representantes del Ministerio de Sanidad Alda Recas y Maite Moreno. La salud mental también ha tenido una gran presencia. Así, Recas ha presentado la última actualización de la Estrategia de Salud Mental en España, que ahora se está implementando, “en la que se tiene en cuenta tanto el apoyo psicológico para la población como para los profesionales sanitarios”, según ha relatado el CGE.

Tras el ‘Global Partners Meeting’, el CIE ha aprovechado la presencia en Ginebra de varios de sus miembros para hacer un balance de la reunión con la OMS y preparar los trabajos para el informe de la situación de la profesión a nivel mundial. A este respecto han vuelto a insistir en “la importancia de trasladar a los respectivos gobiernos los datos de la profesión lo más actualizados posibles”. También para adelantar trabajos de cara a las próximas reuniones internacionales, entre ellas el Congreso del CIE en Finlandia de 2025.

G8 de la Enfermería

Para concluir la semana internacional, el G8 de la Enfermería, el grupo de países más avanzados del mundo en materia de competencias y regulación enfermera -oficialmente denominado ‘International Nurse Regulators Colaborative’ (INRC)- ha avanzado en los trabajos técnicos que están desarrollando de cada a definir la profesión a nivel internacional, “especialmente en materia de competencias, para que la definición de enfermera sea homogéneo en todo el mundo”, han detallado. Además, con respecto a la migración de enfermeras, han alertado de “la preocupación creciente con respecto al fraude y falsificación de títulos de Enfermería”.

Finalmente, las asociaciones de enfermería de Estados Unidos, Irlanda, Reino Unido, Singapur, Australia, España y Nueva Zelanda, además de dos regiones de Canadá: Columbia y Quebec, integrantes del G8, que hasta ahora han venido trabajando con un carácter de alianza, también han iniciado los trabajos para “el fortalecimiento de una estructura más formal, establecer alianzas con el CIE y tener mayor influencia a nivel global, así como estudiar ampliar esta red de reguladores”, según ha concluido el CGE.


También te puede interesar…