Cobo: “Para que el fomento de la formación continuada sea real y dirigirla hacia todos los ámbitos el presupuesto es insuficiente”

135

El presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, Tomás Cobo, analiza con GACETA MÉDICA el espacio que el Plan de Recuperación del Gobierno destina a formación continuada.

Pregunta. El Plan de Recuperación del Gobierno no se olvida de la formación de profesionales sanitarios o de los recursos para compartir conocimiento, y destina un montante propio a la formación continuada o a la recertificación de competencias, ¿les parece que sigue siendo un área prioritaria de cara a la recuperación?

Respuesta. Por supuesto. La formación es un área esencial, además de un deber ético, un derecho y una responsabilidad de todos los médicos a lo largo de su vida profesional, reflejado en el Código Deontológico. La recertificación de competencias forma parte del compromiso del médico y las organizaciones profesionales con la sociedad para garantizar que el profesional reúne las condiciones óptimas para ejercer y desarrollar la profesión para la seguridad del paciente y del propio médico.

P. ¿Qué necesidades específicas existen en formación continuada y en qué punto estamos en materia de recertificación de competencias?

R. Encontramos necesidades tanto en la formación estructural, es decir, los días de los que un médico dispone al año para su formación en el Sistema Nacional de Salud, como en la formación continuada, el acceso a la misma y su acreditación. En este sentido, desde la Organización Médica Colegial hemos dado un gran paso adelante con la firma del convenio entre el Consejo, la UEMS y el Ministerio de Sanidad, que permitirá la acreditación de la Formación Médica Continuada y del desarrollo profesional continuo con una proyección europea. De hecho, el convenio ha sido publicado ya en el Boletín Oficial del Estado.

En esta misma línea, se encuentra el convenio con la Fundación IDIS para potenciar, divulgar y acreditar la Formación Médica Continuada en el ámbito privado a través de SEAFORMEC y UEMS.

“La financiación es necesaria para poder avanzar y es, sin duda, un impulso para cubrir algunas de las necesidades actuales, por lo que toda inyección presupuestaria destinada a Formación Continuada es positiva”

En el ámbito de la recertificación de competencias, desde la Organización Médica Colegial impulsamos la Validación Periódica de la Colegiación-Recertificación, es decir el proceso que culmina en la certificación de que el médico colegiado reúne los requisitos para ejercer como médico en los campos de la buena praxis, aptitud psicofísica, actividad laboral, Desarrollo Profesional Continuo y Formación Médica Continuada, en sinergia con las sociedades científicas, que son las entidades de las que emana el conocimiento científico propio de las especialidades.

P. En total, la formación continuada contará con un presupuesto de 10.000.000 euros. ¿Qué les parece esta cantidad? ¿Puede ayudar a resolver algunas carencias actuales?

R. La financiación es necesaria para poder avanzar y es, sin duda, un impulso para cubrir algunas de las necesidades actuales, por lo que toda inyección presupuestaria destinada a Formación Continuada es positiva. Sin embargo, para que el fomento de la formación continuada sea real y que podamos producir esa formación y dirigirla hacia todos los ámbitos en los que debe estar, este presupuesto es insuficiente.

P. El Gobierno ha anunciado que invertirá en incluir acciones formativas. La formación deberá ofrecerse por entidades acreditadas. ¿Es así en la actualidad o existe una heterogeneidad que deba ser resuelta?

R. Existe una heterogeneidad repartida en las 17 comunidades autónomas. Desde la OMC, potenciamos la acreditación europea a través de UEMS y creando el máximo de sinergias posibles, tanto con el Ministerio de Sanidad como con las comunidades autónomas. El propósito de todos es el mismo: promover formación médica.

P. Además, concretan que las acciones formativas deberán versar sobre una serie de ámbitos (apoyo). ¿Consideran adecuada esta selección de temas o echan en falta algún aspecto importante?

R. Es una selección adecuada de temas y, en esta parte, desde la Fundación para la Formación de la Organización Médica Colegial ya ofrecemos formación en competencias transversales, que son aquellas que deben adoptar todos los médicos, independientemente de su área de especialización. Además, el próximo mes de septiembre ponemos en marcha la Escuela de la Profesión Médica, junto con el impulso del proyecto BQM como herramienta de formación y conocimiento de la Deontología Médica.

“Es prioritario que las instituciones demos facilidades y eliminemos la excesiva burocracia para que los trámites sean rápidos, eficaces, coordinados y no se dilaten en el tiempo”

Además, estamos redirigiendo el papel de la Fundación para coordinar, potenciar y divulgar las acciones formativas que realizan los Colegios de Médicos de España para que puedan ser adaptadas por otros Colegios, optimizando así los proyectos interesantes.

P. El plan también refuerza el protagonismo de las CC. AA. en formación continuada. Deberán presentar al Ministerio sus planes específicos para recibir la financiación correspondiente y serán analizados en la Comisión de Formación Continuada, mientras que la aprobación de los criterios de reparto y la asignación de fondos corresponderá a la Comisión de Recursos Humanos del SNS, ¿les resulta operativo y coherente este planteamiento?

R. Consideramos fundamental la implicación de todas las administraciones y que trabajen, de manera coordinada, para que la formación llegue donde tiene que llegar, es decir, a los profesionales. El planteamiento principal es ese: que la formación llegue a su destino y el procedimiento, sea cual sea, resulte ágil.

Es prioritario que las instituciones demos facilidades y eliminemos la excesiva burocracia para que los trámites sean rápidos, eficaces, coordinados y no se dilaten en el tiempo.

Áreas esenciales en formación médica según el Plan de Recuperación

  • Utilización de tecnologías sanitarias y sistemas de información.
  • Vigilancia de la salud pública y epidemiología.
  • Seguridad del paciente y profesionales.
  • Uso racional de los recursos diagnósticos y terapéuticos.
  • Detección precoz del cáncer.
  • Salud Mental.
  • Salud ambiental.
  • Prevención de factores de riesgo.
  • Detección precoz de violencia de género.
  • Detección precoz del maltrato infantil.
  • Bioética.
  • Comunicación clínica.
  • Medicina basada en la evidencia.
  • Trabajo en equipo.
  • Metodología de la investigación.
  • Desarrollo de las competencias directivas de los responsables de los centros sanitarios.
  • Formación de tutores de la formación sanitaria especializada.


También te puede interesar…