El Sindicato de Enfermería, SATSE, y la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) han denunciado la falta de receptividad del Ministerio de Sanidad a las medidas propuestas para mejorar la actual Ley del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, y que los profesionales sanitarios puedan desarrollar su labor en mejores condiciones y, con ello, ofrecer una óptima atención sanitaria y cuidados al conjunto de la ciudadanía.

Una vez finalizada este jueves, 28 de abril, la primera ronda de negociación entre los sindicatos presentes en el Ámbito de Negociación, SATSE y CESM se han dirigido por carta a la directora general de Ordenación Profesional, Celia Gómez, para mostrar su desacuerdo con la forma en la que el Ministerio de Sanidad ha venido negociando los cambios que necesita la actual de la Ley del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud.

En concreto, CESM y SATSE subrayan que los sindicatos no han podido conocer con claridad si los documentos abordados en las reuniones con el Ministerio contaban o no con el respaldo de las CC. AA., lo que resulta fundamental, ya que son principalmente los servicios de salud autonómicos los que aplican el Estatuto Marco. Tampoco se les ha trasladado por parte del Ministerio certeza suficiente de qué propuestas son aceptadas en cada una de las jornadas de negociación y cuáles no.

Balance poco alentador

“El balance que hacemos es poco alentador en cuanto a las mejoras concretas que se incluirán finalmente en el Estatuto Marco, porque vemos que cuestiones importantes que hemos propuesto no quedan reflejadas, o si lo hacen, lo están de manera poco clara o determinante”, apuntan desde ambas organizaciones sindicales.

Respecto a las mejoras propuestas por SATSE y CESM, destacan la necesidad de que el Estatuto Marco incluya garantías para una planificación regular de la jornada a lo largo de todo el año; el reconocimiento del solape de jornada para garantizar la continuidad asistencial en el trabajo a turnos; la regulación, como máximo, de una jornada semanal de 35 horas; y posibilitar la reducción voluntaria de jornada a partir una determinada edad, así como  la exención de noches y guardias a partir de los 55 años sin pérdida retributiva.

Asimismo, CESM y SATSE han venido reclamando a lo largo de las diferentes reuniones mantenidas en los últimos meses la regulación del “nombramiento de relevo” para hacer efectivo el derecho a la jubilación parcial; definir el derecho a la jubilación voluntaria anticipada, y la posibilidad de incentivar la prolongación del servicio activo a partir de la edad de jubilación ordinaria para alcanzar el 100% de la pensión máxima.

SATSE y CESM subrayan que no van a “tirar la toalla” ni abandonar las reuniones del Ámbito de Negociación, ya que tienen la firme voluntad de agotar la vía del diálogo y búsqueda de acuerdos mientras sea posible

Otras demandas son regular la movilidad voluntaria a través del concurso de traslados abierto y permanente en todos los servicios de salud; definir las retribuciones fijas de cuantía variable, y su repercusión en las pagas extraordinarias y en determinadas situaciones (IT, vacaciones…), y favorecer la promoción interna, garantizando el cobro de carrera profesional y trienios en la categoría superior.

Firme voluntad negociadora

No obstante, y pese a la falta de determinación del Ministerio por cambiar el actual Estatuto Marco, SATSE y CESM reiteran su firme voluntad de “no tirar la toalla” ni abandonar las reuniones del Ámbito de Negociación. “Tenemos la firme voluntad de agotar la vía de la negociación mientras esta sea posible, ya que entendemos que la confianza que depositan en nosotros los profesionales sanitarios del SNS con su respaldo en las elecciones sindicales nos obliga a ello, y actuar en estos momentos de otro modo sería irresponsable”, agrega.

Por ello, y de cara a la próxima ronda de contactos, CESM y SATSE reclaman al Ministerio de Sanidad que aclare el procedimiento de negociación, aportando inicialmente un texto completo, y no por capítulos previos a cada reunión, que permita hacer una valoración global de la situación, conociendo todas aquellas modificaciones que el Ministerio y las CCAA  proponen por su parte o aceptan de las propuestas sindicales, única forma de garantizar que la negociación se realiza con seguridad para todas las partes implicadas.


También te puede interesar…