La publicación por parte del Ministerio de Sanidad de las Instrucciones COVID19 para las Pruebas de Formación Sanitaria Especializada ha puesto de manifiesto la indefensión que denunció la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) de aquellos aspirantes que por causas sobrevenidas no pudieran presentarse al examen en la fecha programada, según ha manifestado el sindicato.

La honda preocupación trasladada también al director general de Ordenación Profesional el pasado 4 de febrero por la situación en la que quedan los opositores se refiere en concreto a los criterios de exclusión en la participación de la prueba que se reflejan en el apartado 1º de la Instrucción emitida desde la Subdirección General de Formación y Ordenación Profesional, en la que se indica que no se permitirá el acceso, ni la participación, a personas con síntomas compatibles con COVID-19, consideradas caso confirmado, consideradas contacto estrecho de caso sospechoso, probable o confirmado, y con prueba diagnóstica positiva de COVID19

Pese a estar conformes con las medidas de precaución citadas, CESM rechaza que se omita la regulación de una alternativa que se pueda ofrecer a los opositores afectados, de forma directa o indirecta, por esta enfermedad, puesto que atravesamos una situación de emergencia sanitaria y es la Administración quien está obligada a poner todos los medios posibles para minimizar el perjuicio que ocasiona la COVID19 en los participantes.

Una fuente de estrés adicional

Desde CESM remarcan que no hay dudas de que los aspirantes estarán tomando todas las medidas necesarias para evitar riesgos, pero conviven y trabajan con otras personas y la posibilidad de contagio si no se ofrece alternativa alguna no hace más que agravar el estrés que ya padecen en un momento en el que precisan la mayor tranquilidad posible para afrontar con garantías una prueba decisiva para su futuro profesional.

Por todo lo anterior, la confederación ha solicitado a Sanidad que busque y proponga soluciones a este grave problema del que ya se había advertido con anterioridad y tiende la mano para buscar propuestas conjuntas. CESM considera necesario que a la mayor brevedad posible se dicte una nueva Instrucción en la que se contemplen medidas alternativas que faciliten la participación de todos los posibles afectados, ya que el esfuerzo de más de un año de preparación de esta oposición no puede decaer por una circunstancia sobrevenida e imposible de controlar por los afectados.


También te puede interesar…