Premios BiC 2020

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha calificado como un éxito la convocatoria nacional de huelga que se lleva a cabo este martes. Según fuentes sindicales, el seguimiento está siendo muy importante, ya que según sus datos se sitúa alrededor del 85 por ciento.

Los profesionales sanitarios están llamados hoy a una huelga general para pedir la retirada del RD 29/2020, que flexibiliza la contratación de médicos para hacer frente a la COVID-19 y permite, entre otros puntos, la contratación de extracomunitarios o la movilidad forzosa entre niveles asistenciales y centros.

Desde CESM remarcan que el éxito se ha conseguido “pese a las trabas que han puesto desde los servicios de salud autonómicos en la negociación de los servicios mínimos, en algunos casos apenas 24 horas antes de la huelga y con la imposición del 100% de los efectivos, debido al desaliento que mueve a los profesionales actualmente, con meses de durísimo trabajo a sus espaldas, con años acumulando restricción de derechos y con una ‘solución’ reciente como parche temporal que viene a dar la puntilla a la calidad del enarbolado como uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo”.

La respuesta al “desprecio” de la Administración

La confederación hace hincapié en que “el desprecio por parte de los responsables de la Administración a la labor de los médicos ha quedado patente en estos difíciles meses, donde pese a innumerables peticiones de reunión el Ministerio de Sanidad ha hecho oídos sordos a las mismas”.

“Cuesta imaginar a un responsable de Defensa, Cultura o cualquier otro departamento que en pleno conflicto no se siente siquiera a escuchar la opinión de los expertos y sus representantes. En este caso, un ministro de Sanidad, en plena pandemia sanitaria se ha negado desde el principio a recibir a los profesionales sanitarios”, denuncian desde CESM.

“Ningún momento es bueno para una huelga médica”

Los convocantes son conscientes de que ningún momento es bueno para una huelga médica, que además evidencia, en esta ocasión más que nunca, un fracaso de la negociación, un contacto que ni siquiera han tenido a bien intentar con el Comité de Huelga designado, según explican.

En su balance inicial de la jornada, aseguran también que el paro indefinido se produce por la situación insostenible por la que atraviesan los médicos en esta llamada segunda ola de la pandemia mundial por coronavirus. Según reza en su comunicado, la huelga es una llamada de auxilio respaldada por toda la profesión médica, que también quiere velar por la seguridad de los pacientes, que podrán ser atendidos por médicos sin la titulación necesaria para trabajar en el SNS o incluso por especialistas de otras comunidades. El llamado “decretazo”, como han denunciado con insistencia, “supone el golpe definitivo para provocar el hundimiento del sistema de Formación Especializada que rige con éxito en España desde 1995”, remarcan.

Diálogo para desconvocar las movilizaciones

Con esta huelga, que se mantendrá en el tiempo el último martes de cada mes, se pretende también abrir un canal de diálogo entre la Administración y los profesionales que permta lograr soluciones consensuadas. “La llave para desconvocar este paro indefinido está en poder de la Administración, pero tras estos meses de inacción consideramos que es necesario un relevo al frente de Sanidad, para que al menos quien atesore la cartera muestre interés o respeto por los profesionales que dependen directamente de su gestión”, concluyen desde CESM.


También te puede interesar…