CESM califica de “inaceptables” las propuestas que integran el proyecto de RD de especialidades

La Confederación muestra su reticencia en cuanto a formación transversal y áreas de capacitación específica.

112

El proyecto de Real Decreto de especialidades ha generado un “profundo malestar y preocupación” en la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM). Este pretende regular la formación transversal en las especialidades en ciencias de la salud, las áreas de capacitación específica y el procedimiento de creación de títulos de especialista en ciencias de la salud. Así lo refleja un comunicado en el que desprende su opinión al respecto del texto de este borrador, del cual considera sus propuestas como “totalmente inaceptables”.

De él, CESM concluye la voluntad de las administraciones de “controlar al máximo el ejercicio profesional, el establecimiento de competencias y la forma de adquirirla”. Por otro lado, considera que aunque proyecto hace “una lectura muy ‘innovadora’ con la interpretación de la Ley 44/2003 de Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS)”, no debería encontrar impedimento para su implantación.

Transversalidad y ACEs

En lo que respecta a la formación transversal, CESM argumenta que esta no es formación continuada “que es de lo que trata el proyecto”, Especifica así que “en ningún momento está prevista en el Capítulo III de la LOPS, donde se regula la formación especializada en Ciencias de la Salud”. Además, la Confederación explica que no debe confundirse con la formación troncal. Asimismo, califica de “paradójico” el destinar tiempo y recursos a competencias propias de la profesión que deberían adquirirse en la Universidad, en lugar de atender a las demandas de las Comisiones Nacionales de especialidades que pedían “aumentar los años de formación especializada”.

La formación transversal no es formación especializada, que es de lo que trata este proyecto

En cuanto a las áreas de capacitación (ACEs), destaca que el texto contempla que se pueda acceder a la superespecialización antes de haber acabado la especialización. “Se acaba así con la posibilidad de acceder a la superespecialización después de haber cursado una especialización completa”. Según explica CESM, esto impediría que muchas fueran homologables y reconocidas en la UE.

Además, la confederación cierne la duda sobre los motivos de esta superespecialización, que podría responder a razones “puramente economicistas” dedicadas al ahorro de costes.

Fragmentación y especialidades

Por otro lado, ha valorado de que el proyecto de RD contemple que las ACEs puedan ser promovidas de oficio por las CC.AA. “En realidad a lo que hemos llegado es a trasferir a las comunidades subrepticiamente la gestión de todos los procesos de la formación sanitaria especializada que hasta ahora eran competencia exclusiva del Estado”.

En conclusión, CESM advierte de los riesgos que conllevaría toda esta fragmentación. Según la entidad, se terminaría así con “la igualdad en el acceso a la formación especializada, la homogeneidad de formación y la calidad y prestigio” del sistema de formación.

Se terminará con la igualdad en el acceso a la formación especializada, con la homogeneidad de formación y con la calidad y prestigio

Por último, CESM echa en falta que este proyecto no aproveche el consenso existente para aprobar la creación de determinadas especialidades, así como las ya implantadas en la mayoría de países de la Unión Europea.