Premios Fundamed

Varios especialistas han debatido sobre las principales innovaciones en el diagnóstico y tratamiento

El cáncer de próstata es una enfermedad que se desarrolla principalmente en varones de edad avanzada y de la cual se detectan, aproximadamente, 1.276.106 nuevos casos al año en el mundo. La mayor parte se encuentran a partir de la frontera de los 60-65 años, y constituye el tumor más frecuente entre los hombres españoles.

Además, es el segundo tipo de cáncer más prevalente en España y uno de los que presenta mayor tasa de mortalidad. Causa el 3 por ciento de las muertes de los hombres de la Unión Europea y el 10 por ciento de los fallecimientos en varones por tumores malignos. De hecho, supone la tercera causa de muerte en los hombres europeos, y en España se sitúa como el quinto con mayor tasa de mortalidad a nivel general y el tercero entre los varones.


Hay que lanzar un mensaje esperanzador a pacientes y su entorno, ya que este es un tumor que puede ser curable


En estadios iniciales, el cáncer de próstata es curable en una gran mayoría de casos mediante técnicas actuales de cirugía, radioterapia/braquiterapia con o sin la adición de hormonoterapia. La aplicación de nuevos tratamientos y fármacos en fases más tempranas de la enfermedad en los que antes no había tratamiento está permitiendo un mayor avance y aumento de la supervivencia y calidad de vida de los hombres afectados, con una reducción notable en el índice de mortalidad en Europa del 6 por ciento en los últimos cinco años.

Sobre esta base, Wecare-u reunió a un grupo de expertos en un encuentro de redacción, con el apoyo de Janssen, sobre ‘El abordaje multidisciplinar en Cáncer de Próstata: Un nuevo horizonte’. Los encargados de analizar esta temática fueron Aránzazu González de Alba, vocal de la junta directiva de SEOM; José Manuel Cózar, presidente de la Asociación Española de Urología; Aurora Rodríguez, secretaria general de SEOR; Marcos Martínez, director financiero de GEPAC; y Julio de la Torre, miembro de la junta directiva de la SEEO.

Una detección temprana

El punto de partida de esta reunión fue el diagnóstico precoz, vital para la detección del cáncer de próstata en fases más avanzadas. La puerta de entrada en este sentido suele ser la urología. José Manuel Cózar incidió en la necesidad de “transmitir que se trata de un tumor muy incidente y prevalente, por lo que es muy importante realizar revisiones al detectar determinados síntomas”, como pueden ser cambios que el varón note en el hábito de la micción.


Continúa el avance hacia la medicina de precisión, con un arsenal terapéutico que cada vez es más amplio


Por su parte, Aránzazu González del Alba aludió a la importancia de la historia familiar, pues las posibilidades se multiplican por dos al tener familiares de primer grado que han padecido cáncer de próstata. “Estos varones deberían acudir a consulta a partir de una edad más precoz, quizás a partir de los 40 años”, señaló. Los expertos coincidieron en la necesidad de este diagnóstico temprano y de “lanzar un mensaje esperanzador tanto a pacientes como a su entorno, ya que este es un tumor que puede ser curable”.


Marcos Martínez
Director financiero de GEPAC
“Son los pacientes quienes tienen que poder elegir cómo se quiere vivir, haciendo hincapié en esto a través de equipos multidisciplinares”


Además, también se entró a valorar las herramientas disponibles en la actualidad para detectar este tipo de tumores. “Son buenas, igual lo que falta es la voluntad de los hombres de acudir al urólogo”, resaltó Cózar. “Algo tan sencillo como es el tacto rectal puede salvar la vida”. Respecto a su progreso se destacó el papel de la biopsia cognitiva (BC). “Se analizan las alteraciones que ya hemos visto en la resonancia. Hemos mejorado mucho en este aspecto y seguro que vamos a seguir mejorando”, vaticinó Cózar.

En la misma línea se expresó el director financiero de GEPAC, Marcos Martínez, quien también identificó como barrera el tabú latente en los varones en materia de cáncer de próstata.

El paciente como centro

Involucrar diferentes especialidades en la atención al paciente ha supuesto una mejora en los resultados de cáncer de próstata. De hecho, los expertos han puesto de relieve la necesidad de un abordaje multidisciplinar de cara a establecer el riesgo de la enfermedad y determinar cuál es el mejor tratamiento. “Es la clave del éxito, sin embargo, el comité de tumores es aún una asignatura pendiente. Si queremos ofrecer realmente lo mejor a nuestros pacientes este es un reto a mejorar, como ya lo hemos conseguido en cáncer de mama y colon”, reseñó González del Alba, quien también subrayó que el paciente debe tener la opinión y perspectiva de los diferentes especialistas involucrados.


Aránzazu González
Vocal de la junta directiva de SEOM
“El comité de tumores es aún una asignatura pendiente y un reto si queremos ofrecer lo mejor a nuestros pacientes”


“En estos comités se presenta el caso del paciente, el riesgo de la enfermedad y a partir de ahí se determina conjuntamente el mejor tratamiento y se explica la importancia de la vigilancia activa”, señaló Aurora Rodríguez, secretaria general de SEOR.

En este punto el representante de Gepac aludió a la importancia de que se trabaje de manera conjunta “con y por el paciente” para diseñar la mejor estrategia y opciones de tratamiento. “Es importante conocer y poder tomar decisiones y para ello es necesario contar con información. Por eso hemos puesto en marcha Gepac Contigo con el apoyo de diferentes sociedades científicas, una herramienta de acompañamiento y formación para pacientes con cáncer de próstata y sus familiares, de la mano de un equipo de psicólogos expertos en oncología”, señaló.


Julio de la Torre
Miembro de la junta directiva de SEEO
“La vigilancia activa y la adaptación del tratamiento en función de las prioridades de los pacientes resulta vital”


En este abordaje “360º”, como define el miembro de la SEEO, Julio de la Torre, también tiene su papel la enfermería. A su papel asistencial, recalcó, se suma el de “traductores” al trasladar al paciente la información en su propio contexto, lenguaje y cultura. “En muchas consultas se realizan ya cafés con el paciente en los que pueden expresar sus dudas”, apuntó. Una línea que también apoyó González del Alba, pues “aquellos pacientes mejor informados entienden mejor su situación”. En este sentido recalcó la necesidad de que los médicos expliquen también la enfermedad “más allá del PSA”, de forma que consigan información objetiva sobre sus posibilidades y calidad de vida para tomar una decisión u otra.

Tratamiento e investigación

En lo que respecta a los avances en investigación, desde SEOR se destacó el progreso “espectacular” de la oncología radioterápica en cáncer de próstata, que permite evolucionar “sobre el objetivo de dar la máxima dosis en la zona tumoral y menos en los tejidos no afectados”. En este sentido recalcó que la toxicidad tardía es cada vez más baja.


Aurora Rodríguez
Secretaria general de SEOR
“Seguimos avanzando y evolucionando en el objetivo de dar la máxima dosis en la zona tumoral y menos en los tejidos no afectados”


Este optimismo generalizado en la mesa de discusión fue compartido por Cózar, quien resaltó que le cuesta encontrar un tumor en el que haya habido tantos avances en la última década tanto en radioterapia como en cirugía robótica, terapias focales y tratamientos sistémicos.

Asimismo, González del Alba señaló que se avanza “hacia la medicina de precisión” e hizo un repaso de la evolución del arsenal terapéutico, que ha pasado de contar únicamente con quimioterapia a tener, gracias al conocimiento de la biología molecular, diferentes opciones y combinaciones gracias a la vía de receptor androgénico y el conocimiento de otras vías moleculares.

Por otro lado, garantizar una calidad de vida óptima se sitúa también como objetivo prioritario, especialmente teniendo en cuenta que los tratamientos pueden tener connotaciones en la vida social de los pacientes, y por tanto un impacto emocional.

De izquierda a derecha: Carmen M. López, Aurora Rodríguez, Marcos Martínez, Aránzazu González, José Manuel Cózar y Julio de la Torre.

“Tenemos que hacer hincapié en esto con equipos multidisciplinares; tenemos que poder elegir cómo se quiere vivir”, indicó Marcos Martínez. Con la idea de mejorar este aspecto, Julio de la Torre recalcó la importancia de una “vigilancia activa” en el abordaje de estos pacientes y en la búsqueda de “adaptar el tratamiento en función de sus prioridades”, por lo que lo que la consulta especializada tiene un sentido mayor.

La senda del futuro

Finalmente, los expertos han señalado los retos en el abordaje del paciente con cáncer de próstata. Entre ellos, la importancia de lanzar un mensaje esperanzador y de un trabajo conjunto de todas las especialidades, consensuando protocolos de actuación y establecer consensos entre las sociedades científicas implicadas. La necesidad de ofrecer un mejor acceso y de convertir en realidad el abordaje multidisciplinar, se señalaron también como desafíos a cumplir.


José Manuel Cózar
Presidente de la AEU

“Se trata de un tumor muy incidente y prevalente, por lo que es muy importante realizar revisiones al detectar determinados síntomas”


“Tenemos que conseguir largos supervivientes con buena calidad de vida. Gracias a los fármacos que están en investigación también tendremos mejores expectativas en pacientes con metástasis”, apuntó la representante de SEOM.

Asimismo, José Manuel Cózar lanzó un mensaje a las autoridades sanitarias. En él destacó la rentabilidad de invertir en medios y programas de detección precoz de cáncer de próstata.