La Unidad de Hepatología del Complejo Hospitalario Universitario A Coruña, el servicio de Digestivo de la sección de Hepatología del Hospital Universitario Central de Asturias, y el servicio de Gastroenterología y Hepatología del Hospital Ramón y Cajal han recibido el Sello de Calidad en Información al Paciente con Hepatocarcinoma. Se trata de un distintivo desarrollado por la Fundación de Ciencias del Medicamento y Productos Sanitarios (Fundamed) y la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH) que acredita a las unidades de Hepatología de España que cumplen los mayores estándares de calidad en relación con la información que recibe el paciente. Este reconocimiento, además, cuenta con el apoyo de Bayer y la colaboración de la Alianza General de Pacientes (AGP).

Estos tres centros se suman al Hospital Vall d’Hebron que en octubre recibía la primera acreditación.

Durante esta entrega, el presidente saliente Asociación Española del Estudio del Hígado (AEEH), Raul Andrade, recordó el compromiso de la AEEH con el cáncer de hígado. “Hemos creado un grupo de trabajo para mejorar todo lo relacionado con la calidad asistencial y el acceso a los fármacos de los pacientes con cáncer hepático. Además, estamos programando actividades docentes. Es una satisfacción ver como esta actividad que está orientada en mejorar la calidad de información se amplía”, concretó.

La entrega de la acreditación a los tres hospitales se hizo de manera virtual.

En su opinión, la información de calidad al paciente es un componente esencial del acto médico y cada vez el paciente debe involucrarse más en la toma de decisiones. “Esto es más importante en pacientes con cáncer de hígado. El cáncer no deja de ser una complicación de la cirrosis y estos pacientes son seguidos por sus hepatólogos”, recordó.

Por su parte, el director médico de Bayer, Guido Senatore, recordó que en todo ese camino el hecho de tener un paciente empoderado de forma sistemática marca la diferencia. “El año pasado se demostró que los servicios y los hospitales con un lado más humano ayudan al manejo y tratamiento y a reducir la incertidumbre de estos pacientes”.  

Es por ello, destacó Andrade que la especialidad está en plena transformación: “estos profesionales deben transformarse en hepato-oncólogos y adoptar todas las habilidades que desarrollan los propios oncólogos en la información a los pacientes. Es algo que debemos promover y que sea de la máxima calidad posible”.

La labor multidisciplinar

Si hay algo que destacaron los tres expertos de los equipos galardonados fue la labor multidisciplinar que desempeñan en el día a día.

HUCA

María Varela, médico adjunto Sección de Hepatología Servicio de Digestivo HUCA, que recibió este sello junto a Andrés Castaño, especialista del Servicio Aparato Digestivo, recordó el trabajo que realizan de manera integral con el Comité Multidisciplinar. “Es un equipo donde en cada uno de los pasos vamos informando al paciente de lo que hacemos y cómo lo hacemos. Tiene una base que es educacional con el objetivo de empoderar al paciente en la toma de decisiones, es decir, que entienda por qué un tratamiento tiene efectos secundarios, o cuáles son los plazos… es muy importante”.

A juicio de Varela para informar con calidad hace falta tiempo y, para ello, hay que tener tiempo en la consulta. “Esto no es posible sin ayuda de los gestores que nos asignan tiempo”.

CHUAC

Manuel Delgado, especialista de la Unidad de Hepatología del Servicio de Aparato Digestivo del CHUAC, quiso poner en valor la labor que realiza todo el equipo en especial la deMaria Ángeles Vázquez Millán y Alejandra Otero, de la Unidad de Trasplante Hepático; Francisco Suarez Lopez del Servicio Digestivo del CHUAC. Así como de los nueve miembros del Servicio de Aparto Digestivo. Tenemos un comité multidisciplinar de hepatocarcinoma donde están todos los compañeros. Esto es un reconocimiento a la labor muchas veces callada y silenciosa de todos ellos”, destacó Delgado. Antes de finalizar el experto puso en valor la necesidad de contar con una enfermera de práctica clínica avanzada, “una vieja pretensión que tenemos en la que seguimos insistiendo”, confesó.

En la misma línea, Delgado puso en valor la labor que desempeña la asociación para que se conozca, se difunda, se prevenga, se trate y diagnostique el carcinoma hepatocelular. “Tenemos que sentirnos orgullosos”, acotó.

HOSPITAL UNIVERSITARIO RAMÓN Y CAJAL

Jose Luis Lledó, médico Adjunto del Servicio de Gastroenterología y Hepatología en Hospital Universitario Ramón y Cajal, tuvo palabras de agradecimiento por la labor “tan importante” que han hecho a lo largo de los últimos años el jefe del Servicio, Agustín Albillos, y el jefe de Sección, Francisco Gea Rodríguez.

Un reconocimiento que hizo extensivo a Miguel García, Antonio Guerrero y a las enfermeras de este servicio Lourdes Oria Díez y Lidia García Prieto, “que hacen una labor tremenda”.

Este experto también tuvo palabras para el servicio de gastroenterología por el apoyo logístico y para los miembros del Comité de Trabajo Interdisciplinar. “Ha sido muy grato recibir este premio, que refrenda el trabajo que hacemos día a día en la unidad”, concluyó.