Premios Fundamed

El implante coclear es una ayuda técnica para paliar las sorderas profundas neurosensoriales. Su aplicación en todas las comunidades autónomas españolas de “manera equitativa y trasparente” conforma este año el pilar fundamental del Día del Implante Coclear, que se conmemora este 25 de febrero.

Así lo señala a Gaceta Médica Joan Zamora, presidente de la Federación AICE, Asociaciones de Implantados Cocleares en España. Esta organización está especializada en implantes cocleares que beneficia a 17.500 personas en España, el 40 por ciento niños. Uno de los objetivos es concienciar a la sociedad sobre la importancia de esta ayuda auditiva.

El presidente de la federación destaca que a nivel mundial se calcula que “del total de pacientes que necesitan el implante coclear, solo lo reciben entre el 5 y el 10 por ciento”.

Una situación que se debe muchas veces a la falta de información en algunos países, y otras por las dificultades económicas.

En España, el 2019 ha sido trascendental para los pacientes de implantes cocleares y sus familias en relación a la cobertura sanitaria.

La actualización del Real Decreto 1030/2006 en el Boletin Oficial del Estado incluye algunas mejoras. Entre ellas, los costes correspondientes a la primera operación y el aparato completo en toda España. Esta medida, a pesar de ser aplaudida, ha despertado algunas críticas y demandas.

Accesibilidad autonómica

“Se dieron seis meses para que las comunidades autónomas lo aplicaran y algunas de ellas no han hecho la publicación de cómo lo van a hacer”, lamenta el presidente. Zamora pretende que la normativa estatal “se aplique de una manera trasparente a través de los hospitales”.

La igualdad en la accesibilidad a los profesionales debe optimizarse ya que “existen comunidades que no tienen lista de espera, o muy poca, y otras donde llega a 10 o 12 años”, señala.

“Las prestaciones sanitarias no pueden depender del código postal del residente”

El experto destaca que hay centros uniprovinciales que están más centralizados para actualizar los procesadores exteriores del implante coclear, como Aragón, Canarias o Asturias. Por el contrario, otras con más volumen de población, como Madrid o Cataluña, tienen más dificultades en relación a la coordinación y la organización.

Desde la federación “nos sentimos muy contentos”, en relación a la normativa: “ es una tranquilidad para las familias y refleja el trabajo de la asociación durante todos estos años”, afirma.

En referencia al verano de 2016, la federación llevó a cabo múltiples reuniones con el equipo ministerial.

En España, normalmente se relaciona el implante coclear con los niños “debido a los esfuerzos de los padres”, señala Zamora, aunque se trata de una ayuda que “puede aplicarse a todas las personas que lo necesiten”.

Dificultades sociales

Además de los costes, los pacientes de implante coclear deben hacer frente a otro tipo de dificultades en su día a día, como puede ser el acoso o la inclusión sociolaboral.

Zamora señala que el porcentaje de niños que sufren bullying es “más alto de lo normal en niños implantados porque atacan al diferente”, un tema frente al que se posicionan como “muy sensibilizados” desde la Federación AICE.

Al respecto,  destaca una situación que puede ser común en los parques infantiles: madres que se apenan al ver niños con implantes cocleares, “no les dicen lo mismo a los que llevan gafas”, señala Zamora quien anima a normalizar esta ayuda auditiva.

“A nivel sociosanitario está mejor, pero a nivel sociolaboral desgraciadamente no”, explica el presidente, quien destaca las inquietudes de los pacientes de implante coclear en los talleres de integración laboral, como por ejemplo la inclusión en el currículo.

“Muchas veces las empresas no llaman a los candidatos por ese motivo, por lo que consideramos que es mejor no incluirlo en el cv, pero sí comentarlo en la primera entrevista y que pase lo que tenga que pasar”, admite.

Desarrollo del paciente

En este sentido, el implante coclear puede suponer un inconveniente para el desarrollo de los pacientes, pero “sólo en el ámbito teórico”, afirma Zamora, ya que “a base de mucho esfuerzo, pueden llegar donde ellos quieran, son unos héroes”.

Las ventajas y ayudas con las que contaban hace unos años eran menores que en la actualidad, “no teníamos subtítulos y las familias tenían que costear todo el tratamiento”, destaca Zamora. A pesar de ello, desde la federación se sienten “orgullosos” de lo conseguido, aunque “aún queda mucho por hacer”.

Por esta razón, iniciativas como el Día Internacional del Implante Coclear o las actividades relacionadas son importantes para concienciar la realidad de los pacientes. Este año, además,  el objetivo principal de la federación es que “el gobierno español reconozca este día en su agenda”, concluye Zamora.

Funcionamiento del implante coclear

El micrófono recoge los sonidos del exterior y pasan por el procesador del implante a través de un cable que conecta el auricular.

En una señal eléctrica codificada, esa señal es enviada por el cable a la bobina transmisora (antena). Desde allí se transmite por ondas de radiofrecuencia al procesador, a través de la piel por un imán.

La señal viaja hasta el filamento de electrodos que se encuentran ubicados en la cóclea y estimulan el nervio auditivo. Este, a su vez, transmite la señal eléctrica al cerebro donde es interpretada como sonido.


Noticias relacionadas: