Salvador Morales-Elena Martín (AEC)
Salvador Morales cedió el testigo de la presidencia de la AEC a Elena Martín.

La transformación que en los últimos años ha sido palpable en la especialidad y los servicios de cirugía, avanzando hacia su feminización, se traduce hoy en la llegada de esta mujer a la presidencia de una sociedad científica fundada en 1935.

Pregunta. ¿Es la primera vez que hay una mujer al frente de los cirujanos españoles? ¿Por qué ha tardado tanto en darse esta situación?

Respuesta. Sí, es la primera vez. La Asociación Española de Cirujanos se fundó en 1935 y siempre ha estado dirigida por hombres, en todos los puestos de la junta directiva y comités científicos. Ahora ha cambiado bastante, pero no ha sido hasta hace unos años que hemos empezado a participar. Había menos cirujanas antes, verdaderamente, pero de unos años a esta parte hay bastantes más mujeres y ahora mismo no hemos estado representadas.

El año pasado hubo una presidenta en el Comité Científico del Congreso. Somos más mujeres y poco a poco tenemos más presencia aquí también.

P. Quizá la especialidad también estaba menos feminizada que otras áreas de la Medicina…

R. Clásicamente ha sido una especialidad de hombres. Ha cambiado muchísimo. Entre la gente joven son más frecuentes las mujeres, aunque en generaciones como la mía el porcentaje de hombres es mayor.

Los residentes, los cirujanos juniors y los servicios han cambiado mucho.

P. A pesar de la relevancia de la cirugía en el ámbito médico, nuestra sensación es que falta visibilidad a vuestra especialidad, ¿es así?

R. Nuestro objetivo ahora como junta directiva es que se difunda mucho más todo lo que hacemos, porque es una exigencia de los pacientes. Hemos tenido reuniones con las asociaciones de pacientes en el marco de este congreso y somos conscientes de que no estamos nada representados, de que la gente no sabe prácticamente nada de lo que hacemos. Entonces, conviene que se difunda, sobre todo, por la ansiedad del paciente cuando viene a operarse.

Ha habido mucha información sobre COVID, sobre la neumonía, pero se desconoce todo sobre una operación de hernia, que son muy frecuentes.

P. ¿Se ha conseguido recuperar el ritmo previo a la pandemia en la actividad de los cirujanos?

R. Se está haciendo un esfuerzo muy grande para ello. Hemos recuperado muchísimo, aunque depende también de los planes de las comunidades. Ahora se hacen más cirugías por las tardes, los sábados, en un intento por recuperar la normalidad en patologías que no son tumores, que se solucionó en su momento.

Se está trabajando intensamente para reducir las listas de espera en cirugía.

P ¿En qué área de la cirugía ha habido una mayor transformación en los últimos tiempos?

R. Uno de los aspectos que más ha evolucionado es la cirugía mínimamente invasiva, con el robot y la laparoscopia, especialmente el primero. Es sabido que la cirugía por incisiones más pequeñas mejora la evolución del paciente. Es un aspecto muy importante que ha ido avanzando.

En cuanto a la innovación, hay que ver los avances en las pruebas diagnósticas, en el empleo de técnicas para el diagnóstico de los tumores. Están apareciendo los quirófanos inteligentes, que nos pueden ayudar a dirigir la cirugía. Hay novedades que van a mejorar el diagnóstico y por tanto el tratamiento dirigido.

Los avances en oncología también repercuten en nuestro trabajo. El uso, por ejemplo, de la inmunoterapia nos ayuda a mejorar el tratamiento del os pacientes. La quimioterapia y la inmunoterapia permiten que el tumor se reduzca y resulte más sencilla la operación y se prolonga la supervivencia.

Además, todo lo relacionado con el procesamiento de las imágenes, el big data, la inteligencia artificial, nos ayudará. La cirugía está en un momento en el que está muy adelantado, con una gran evolución de la anestesia también, por ejemplo, y todos estos avances permitirán que se mejore muchísimo, especialmente en el caso de los pacientes oncológicos.

P. ¿Qué retos tenéis pendientes como especialidad?

R. El perfeccionamiento de estas técnicas de intervenciones con robot, establecer bien las indicaciones, por ejemplo. Sobre todo, desarrollar técnicas innovadoras desde el punto de vista de la imagen, la localización de tumores, del tratamiento de los tumores, es fundamental.

“Se está trabajando intensamente para reducir las listas de espera en cirugía”

Avanzamos hacia el tratamiento del paciente de forma menos invasiva con tratamientos que mejoren la supervivencia, dentro de un abordaje multidisciplinar en colaboración con otras especialidades como oncología. Es algo fundamental.

P. ¿Por qué cuesta tanto investigar en cirugía?

R. La técnica quirúrgica no es igual que un medicamento. Los fondos son pocos, porque, además, es muy difícil establecer ensayos clínicos. Cuesta mucho demostrar que una técnica quirúrgica es superior a otra. Muchas veces es complicado. Es importante que los cirujanos desarrollen este aspecto y que reciban apoyo desde la asociación.

Desde aquí se apoya que se realicen registros multicéntricos y proporcionar a los socios un base para que los más jóvenes, que están empezando a investigar en cirugía, tengan impulso y soporte. Nosotros no tenemos tantos medios y, por ejemplo, las ayudas competitivas no recalan en nosotros. Es difícil montar ensayos clínicos, pero tenemos una serie de investigadores clave que ayudarán a la gente joven que viene con mucho impulso.

P. Resulta más difícil, por ejemplo, contar con apoyo privado…

R. Totalmente. No es lo mismo el medicamente, donde está más establecido demostrar las ventajas de uno u otro tratamiento, que comparar técnicas quirúrgicas, que resulta más complejo.

P. Si hablamos de formación, ¿qué peso tiene dentro de vuestra actividad y qué se va a potenciar en estos años?

R. Tenemos mucho hecho. Se llevan a cabo muchos cursos para los residentes, por ejemplo, con un itinerario formativo bien definido, en el que cada residente tiene que hacer varios objetivos y va realizando cursos transversales. Los residentes salen formados cumpliendo con todo ello.

“Es difícil montar ensayos clínicos, pero tenemos una serie de investigadores clave que ayudarán a la gente joven, que viene con mucho impulso”

La asociación está organizada en diferentes secciones y hay una amplia oferta formativa en cada una de ellas para médicos adjuntos.

También estamos desarrollando seis o siete másters para potenciar la formación continuada de los socios, y acabamos de publicar un libro de cabecera para los cirujanos, que lleva ya la tercera edición.

Además, queremos promover una serie de cursos, más transversales, que nos ayuden a la formación, por ejemplo, para dirigir equipos, que es un área que queremos impulsar.


También te puede interesar…