La actividad y actualidad política en cáncer de mama continúa en primera línea. Tras la reciente aprobación para la financiación de dos nuevas opciones terapéuticas por parte del Ministerio de Sanidad, ahora VOX reclama un nuevo paso a través de una proposición no de ley. Concretamente, el grupo parlamentario insta al Gobierno a la promoción de los biomarcadores en cáncer de mama en el Sistema Nacional de Salud, para su discusión en la Comisión de Sanidad. En este sentido, la formación habla de promover —desde el ámbito del Interterritorial—, la equidad y la igualdad en la atención de los pacientes afectados por esta dolencia, así como a reducir las listas de espera en el acceso a estos servicios de la sanidad pública.

El texto pide así, en primera línea la incorporación de la técnica de biomarcadores oncogenéticos a la Cartera Común de Servicios, en particular, los aplicables al cáncer de mama.

Además, VOX aboga por el establecimiento de una red nacional de hospitales con capacidad para la realización de estos biomarcadores mediante la recepción de las muestras obtenidas en los hospitales de referencia de los pacientes con cáncer de mama. Todo ello, apostillan, “con independencia de la región en la que estén ubicados, a fin de secuenciar los distintos tipos de este tumores y demás patologías susceptibles de obtener un tratamiento personalizado y con menos efectos secundarios”.

Por otro lado, la PNL pide que se incremente de la dotación presupuestaria en el SNS para el tratamiento de pacientes con cáncer de mama y a los organismos públicos correspondientes para la investigación médico-farmacéutica de productos contra esta enfermedad.

Justificación

En las últimas décadas ha habido grandes avances en los tratamientos personalizados en pacientes oncológicos gracias a un importante desarrollo científico, tal y como describe VOX en el documento registrado: “El análisis genómico ha demostrado, de una parte, que ciertos tumores que parecían tener un origen común constituyen, en realidad, un grupo de diversas entidades moleculares. Por otra, también ha evidenciado la importancia del desarrollo de fármacos dirigidos que actúan de forma específica en las rutas bioquímicas involucradas en el proceso oncológico”. “El conocimiento de la biología celular y molecular del cáncer ha hecho posible identificar los mecanismos responsables de la transformación maligna y está permitiendo utilizar nuevos marcadores de especial utilidad para definir el pronóstico y determinar el tratamiento de las enfermedades oncológicas”, añaden.

Tomando como base lo establecido en la última actualización, de 2020, de la Estrategia de Cáncer, VOX señala que el documento de Sanidad aprecia, entre otros aspectos las reivindicaciones dadas por sociedades profesionales, como la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). “Las estrategias de prevención, diagnóstico y tratamiento deben reforzarse con el desarrollo oficial de biomarcadores […] deberían estar ya recogidos en la cartera de servicios de nuestro SNS”.

VOX defiende que el pronóstico y decisión sobre el tratamiento está claramente influenciado por el acceso o no a los biomarcadores

“Queda claro que los pacientes se verían muy beneficiados de poder acceder a los biomarcadores de forma generalizada en toda la geografía nacional, pues el pronóstico y decisión sobre el tratamiento que se debe elegir está claramente influenciado por el acceso o no a los biomarcadores”, sostienen desde la formación política.

Tal y como refleja el partido proponente, el cáncer de mama es la neoplasia maligna más frecuente en las mujeres, con 1.400.000 casos nuevos cada año en el mundo. Según estima SEOM, en 2022 se diagnosticarán 34.750 casos de cáncer de mama en España; además, una de cada ocho mujeres desarrollará cáncer de mama en algún momento de su vida. “El diagnóstico molecular y las terapias avanzadas están consiguiendo que los pacientes tengan una mayor supervivencia y calidad de vida, minimizando los efectos secundarios”, señalan.


También te puede interesar…