Premios BiC

Para el ex Secretario General de Sanidad y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública, José Martínez Olmos, aunque todavía se desconoce la verdadera dimensión de la Covid-19, ya se pueden analizar las claves de la pandemia. El camino hacia la reconstrucción del Sistema Nacional de Salud marcará los siguientes pasos. Así lo explica en ‘El ladrón de nuestras vidas: Covid-19 las claves de la pandemia’, su último libro que acaba de publicar. Como indica Martínez Olmos la intención ha sido “plasmar los elementos más relevantes de la gestión de la pandemia causada por la Covid-19, así como las impresiones y las vivencias que este proceso me ha generado.”

Como recuerda estamos hablando de un virus muy traicionero. “Buena parte de las personas infectadas son asintomáticas. Esto para la gestión de una pandemia es una característica muy significativa, ya que lo convierte en invisible”. Algo que también explica, a su juicio, que la respuesta a la pandemia a nivel mundial ha estado condicionada por hipótesis que no eran las correctas. “Nos ha cogido a todos desprotegidos”, resalta.

Un análisis previo a la reconstrucción del SNS…

En su opinión una característica importante en las primeras semanas es que todos los países acudieron al mercado de protección. “No estaba prevista una reserva estratégica en ningún lugar del mundo”, recuerda. Así, todos los países se han convertido en dependientes de un mercado que “no es capaz de responder a las necesidades que todos los posibles compradores teníamos”. Un mercado que además, dice, estaba en China, marcada también por el confinamiento y por una ralentización de su propio mercado empresarial. “Como consecuencia de eso ha habido una gran desprotección de los profesionales sanitarios en todo el mundo”.

Otra cuestión que Martínez Olmos analiza es la población vulnerable. Una de las más afectadas en cuanto a mortalidad, poniendo el foco en las residencias de mayores. Un problema que como asegura también ha afectado a otros países. Además, esta situación pone sobre la mesa la necesidad de la desprotección del modelo de cuidado de las personas mayores, en términos de la prevención de las enfermedades infecciosas. “Esto ha destacado la necesidad de hacer un esfuerzo importante”, incide.

El confinamiento…

En cuanto al confinamiento, Martínez Olmos están convencido de que ha funcionado muy bien. “Las personas han tenido un comporamiento ejemplar”. Asegura que el acceso a los medicamentos y productos sanitarios en las farmacias; el acceso a los bienes esenciales; y las garantías en cuanto a la seguridad ciudadana han sido los ejes de este éxito. No hay que olvidar tampoco el comportamiento que han tenido los proveedores de estos servicios, explica.

El futuro y las incógnitas

En cuanto a las incógnitas que dejará la pandemia se resolverán en los próximos meses. Los nuevos datos científicos así como la propia gestión deberán ser analizadas. “Es una pandemia que tiene que ser analizada y evaluada a todos los niveles: OMS, Unión Europea, España y comunidades autónomas”. Aprender de cara al futuro es primordial. “Tenemos que estar mejor preparados”.

Está claro que el sistema sanitario tiene desafíos y necesidades pendientes. Algo que desde hace tiempo se viene planteando. “La pandemia pone de manifiesto la necesidad de reforzarnos en cuanto a salud pública”. Martínez Olmos recuerda la Ley de Salud Pública que quedó guardada en 2012. Quizás sería necesario plantear una Agencia de Salud Pública,o, asegura, la construcción de un sistema de vigilancia, a disposición del Gobierno, con formación integrada a todos los centros de salud. El experto insiste en las plantillas y la necesidad de reforzarlas. “El Ministerio perdió 1200 efectivos en 2012”.

Tiempo de retos

En cuanto al abordaje asistencial, la reconstrucción será clave. El exsecretario general de Sanidad se refiere a los efectos colaterales de la Covid-19 con el retraso en las pruebas, en los diagnósticos o el seguimiento de los pacientes. “El sistema sanitario tiene que ir haciendo un esfuerzo por recomponer la situación”.

Por último, el papel de las tecnologías digitales; la reforma de la atención primaria y la orientación de los pacientes crónicos. Asuntos de gran calado que tendrán su espacio en la Comisión de Reconstrucción del Congreso.

Todos estos temas son los que Martínez Olmos aborda en sus poco más de 200 páginas. De igual forma se valoran los elementos que caracterizan la repuesta del Sistema Nacional de Salud (tanto el Ministerio de Sanidad como las consejerías de Salud de las comunidades autónomas), “el confinamiento, el plan de desescalada o los retos de la disponibilidad de vacunas para todos con equidad y sin barreras de acceso”.

Las reflexiones…

Martínez Olmos ha querido acompañar sus reflexiones que están referidas al periodo desde enero hasta la primera semana de mayo de 2020, de 40 microrrelatos a modo de testimonios de vida, escritos por un puñado de amigos y amigas que han aceptado plasmar sus impresiones y sus vivencias en estos días oscuros. “Estas aportaciones enriquecen este libro porque aportan, desde la autenticidad, visiones y experiencias humanas de un fenómeno que a cada persona ha impactado de forma única e inolvidable.” dice Martínez Olmos.