La Comisión Europea (CE) ha anunciado que añadirá un observatorio sanitario específico para mejorar el seguimiento, el análisis y la prevención de los efectos del cambio climático en la salud: el Observatorio Europeo del Clima y la Salud. Este organismo será una ampliación la Plataforma Europa de Adaptación al Clima (Climate-ADAPT) que se mejorará con motivo de la nueva estrategia de resiliencia climática adaptada por la CE con el objetivo de “comprender, anticipar y minimizar las amenazas para la salud causadas por el cambio climático”.

La Plataforma Europea de Adaptación al Clima Climate-ADAPT es una asociación entre la Comisión Europea y la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA)

El vicepresidente ejecutivo para el Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, ha manifestado que la pandemia de COVID-19 ha sido “un brusco recordatorio de que una preparación insuficiente puede tener consecuencias nefastas“. Por ello, Timmermans pretende que la nueva Estrategia de resiliencia climática “acelere e intensifique los preparativos”.

No hay ninguna vacuna contra la crisis climática, pero todavía podemos combatirla y prepararnos para sus efectos inevitables, que ya se perciben tanto dentro como fuera de la Unión Europea

Frans Timmermans, vicepresidente ejecutivo para el Pacto Verde Europeo

Pérdidas económicas ante el cambio climático

Adaptarse frente al cambio climático es un proceso constante de toma de decisiones y medidas. Olas de calor mortíferas, sequías devastadoras o bosques y costas diezmadas son algunas de las consecuencias que están pasando factura a Europa.

De hecho, las pérdidas económicas derivadas de los fenómenos meteorológicos representan por sí solas una medida de 12.000 millones de euros al años. Por este motivo, la Comisión Europea ha decidido poner en marcha una nueva estrategia para “pasar de la comprensión del problema al desarrollo de soluciones y la planificación de la aplicación”.

Estas pérdidas económicas podrían alcanzar los 170.000 millones de euros si el calentamiento global se sitúa en 3ºC por encima de los niveles preindustriales.

Así lo señalan estimaciones de la UE, que recuerda que “el cambio climático no solo afecta a la economía, sino también a la salud y el bienestar de los europeos”. En este contexto, es conveniente señalar que el desastre natural más mortífero de 2019 en todo el mundo fue la ola de calor europea, que se cobró 2.500 muertes.

Si nos preparamos hoy, mañana todavía podremos construir un futuro resiliente al cambio climático“, ha destacado Timmermans.

En este sentido, la estrategia de la Comisión Europea propone medidas que impulsan las fronteras de conocimiento en materia de adaptación. Bruselas pretende “recopilar más y mejores datos sobre los riesgos y pérdidas relacionados con el clima” y, de esta forma, poder ponerlo a disposición pública.

Resiliencia climática internacional

La CE sostiene que el cambio climático tiene repercusiones en todos los niveles de la sociedad, motivo por el que las medidas adoptadas deben ser sistémicas. En esta línea, la CE apoyará el desarrollo y la aplicación de estrategias y planes de adaptación con tres objetivos: integrar la adaptación en la política macropresupuestariasoluciones basadas en la naturaleza para la adaptación y medidas locales de adaptación.

Asimismo, Bruselas pretende intensificar la acción internacional con políticas que estén “a la altura del liderazgo mundial en la mitigación del cambio climático”. En línea con los objetivos establecidos por el Acuerdo de París, la UE promoverá enfoques subnacionales, nacionales, regiones de adaptación y se centrará especialmente en África y pequeños estados insulares.

Para ello, señalan que aumentarán la resiliencia y la preparación internacional frente al cambio climático mediante el suministro de recursos. La UE dará prioridad a la acción y “aumentará la eficacia, reforzando la financiación internacional y a través de compromisos e intercambios mundiales en materia de adaptación“. Asimismo, el organismo indica que trabajará con socios internacionales para “colmar la brecha en la financiación internacional de la lucha contra el cambio climático”.

La Comisión Europea anunció esta nueva Estrategia de adaptación al cambio climático en la Comunicación sobre el Pacto Verde Europeo. Esto fue tras una evaluación de la Estrategia Europa 2013, realizada en 2018, y una consulta pública abierta entre mayo y agosto de 2020.


También te puede interesar: