Premios BiC 2020

Los niños que sufren un mayor riesgo de enfermar son aquellos que forman parte de familias con nivel socioeconómico más bajo. Así lo revela el informe ‘Desigualdades socioeconómicas en la salud de la infancia: enfermedades relevantes y su distribución en Cataluña. Datos para políticas públicas‘. El documento, elaborado por el Observatorio de Desigualdades en Salud, pretende dar soporte al diseño de políticas enfocadas a mejorar las condiciones de vida de la población infantil.

Los investigadores señalan que este informe es “el primero en Cataluña que describe las desigualdades socioeconómicas en las patologías más destacadas de la población infantil”. De igual forma, los expertos han llevado a cabo un calculo de prevalencias, un hecho al que califican de “innovador”. Este factor proporciona una visión “amplia y transversal” de la carga de la enfermedad en cada uno de los niveles socioeconómicos.

En este sentido, el informe ha calculado que una mejora en las condiciones socioeconómicas de la población infantil habría podido evitar 141.104 procesos patológicos. Esta cifra hace referencia al período de estudio y representa el 7,5 por ciento de toda la morbilidad infantil.

Para llevar a cabo el análisis, la entidad valoró a toda la población infantil menor de 15 años en Cataluña, durante el período comprendido entre 2014 y 2017. En total, 1.499.816 niños catalanes fueron analizados a través de fuentes como el Registro central de personas aseguradas (RCA), del Conjunto mínimo básico de datos (CMBD) del CatSalut y de la Estación clínica de atención primaria (ECAP).

Distribución de enfermedades en la población infantil

En el desarrollo de la investigación, los datos muestran que las políticas estructurales, durante los primeros años de vida, que estén centradas en el apoyo del entorno más cercano al niño, como la familia, son claves para reducir las inequidades en la salud de la infancia.

El nivel socioeconómico de un niño determina las probabilidades de sufrir una enfermedad, derivando en una desigualdad desde la infancia que determinará el desarrollo futuro

En relación a las patologías más prevalentes en la infancia en ambos sexos, las lesiones es la primera de ellas con un 34,5 por ciento en niños y un 29,2 por ciento en niñas. La dermatitis ocupa el segundo puesto con un 21,2 por ciento en niños y un 23,3 por ciento en niñas. Por último, la bronquitis aguda se sitúa en tercer lugar con un 18,3 por ciento en niños y un 15,2 por ciento en niñas.

Estas enfermedades están seguidas por un conjunto de patologías con unas prevalencias entre el 10 y el 5 por ciento en ambos sexos según este orden: anomalías congénitas, sobrepeso, gripe, bronquitis crónica, obesidad y asma. El resto tienen prevalencias inferiores al 5 por ciento tanto en niños como en niñas.

Prevalencia de enfermedades

Asimismo, existen desigualdades entre sexos en la distribución de las enfermedades en la población infantil. En este sentido, de las 29 patologías estudiadas, 25 son más prevalentes en los niños.

Los niños han representado un 78 por ciento más de los casos de trastorno del espectro autista respecto a las niñas. En relación al déficit de atención e hiperactividad, los niños representan un 63 por ciento más, un 36 por ciento más en meningitis y un 32 por ciento más en el asma.

Concretamente, el estudio señala que un niño con un nivel socioeconómico bajo tiene entre un 21 y un 54 por ciento más de posibilidades de tener enfermedades como la meningitis, epilepsia, dermatitis o sobrepeso, que un niño con las circunstancias opuestas.

Las patologías más prevalentes en niñas son los trastornos del estado de ánimo, suponiendo un 15 por ciento mas respecto a los niños, la dermatitis con un 10 por ciento más y la tuberculosis con un 8 por ciento más.

Si se considera el gradiente socioeconómico más elevado entre niños y niñas, las enfermedades son, por orden: tuberculosis, obesidad, hipertensión esencial e hipoxia intrauterina, traumatismo y asfixia al nacer. 

Por otra parte, los envenenamientos, los trastornos de adaptación y ansiedad y los trastornos del estado de ánimo siguen a las anteriores con ligeras diferencias. Por el contrario, las alergias alimentarias son la patología que ha mostrado un gradiente socioeconómico diferente al ser una enfermedad más prevalente en niños de familias con un mayor nivel socioeconómico.


También te puede interesar: