Premios BiC

La búsqueda de soluciones frente a la crisis sanitaria originada por el coronavirus se ha convertido en prioridad absoluta. En este contexto nació el Hackathon #VenceAlVirus de la Comunidad de Madrid, que ha dado fe de la voluntad de una sociedad dispuesta a frenar al Covid-19 a golpe de emprendimiento. Buena cuenta de ello la dieron los 6.000 inscritos y 700 proyectos presentados, donde la conjunción del binomio ciencia-innovación ha dado vida a una de las iniciativas seleccionadas: IN2TEGRA-M.

El desglose de su acrónimo da como resultado su nombre, que se extiende como Iniciativa Integrada para Test Generalizados Rápidos y Autónomos en Madrid. Se trata de un proyecto útil cimentado en la colaboración regional a varios niveles, así como en la responsabilidad social.

Dentro de su equipo se encuentra Fernando Josa Prado, Doctor en biología molecular-celular y en experto innovación promotor y coordinador general de IN2TEGRA-M; Carmen Muñoz, estudiante de último curso de Ingeniería de Organización Industrial de la UPM y coordinadora de diseño industrial y app; y Daniel Martín, experto en tecnologías emergentes y aplicadas, y coordinador de logística y comunicación. Todos ellos cofundadores de IN2TEGRA-M, al igual que Noelia López, Doctora en biología molecular especializada en microorganismos patógenos y diputada en la Asamblea de Madrid por Ciudadanos, quien ya no forma parte del equipo tras el fin del Hackathon.

Asimismo también han colaborado, pro-bono, empresas como ELZABURU, que se ocupan de que el proyecto esté protegido desde el punto de vista legal y de Propiedad Intelectual e Industrial. IN2TEGRA-M ha agradecido, además, el interés de Information Builders Iberica y AsBioMad.

Hacia el desconfinamiento inteligente

Como parte de su desarrollo, sus responsables han creado sinergias para el testeo serológico generalizado de Covid-19 en la Comunidad de Madrid. Sin embargo, la escala de IN2TEGRA-M aspira a maximizar su dimensión y llegar al ámbito nacional e internacional. La información conseguida como fruto de este proyecto permitiría poner en marcha el denominado como desconfinamiento inteligente.

IN2TEGRA-M

El objetivo así es medir quiénes están y no inmunizados mediante la detección serológica de anticuerpos para disminuir el impacto de potenciales olas de contagio. De esta manera, se podría proceder a un control de la movilidad de los afectados según criterio de las autoridades sanitarias.

Su promotor, Fernando Josa Prado, incide en la idea de que IN2TEGRA-M hace uso de recursos ya existentes, aunque para ello han tejido toda una red que los aglutina e integra cumpliendo los tres retos marcados por Hackathon Madrid: salud, comunidad y empleo. “Nosotros no somos mediadores que simplemente interconectan. Estamos generando una comunidad con una red que estamos creando y creemos que es la necesaria para cubrir esta necesidad”, afirma.

Fabricación nacional de test serológicos

“Además estamos generando cosas nuevas dentro de cada uno de los puntos de esta cadena de valor”, apunta también el responsable. Unido a la inefable labor de logística de la que precisa la distribución de estos test, IN2TEGRA-M se sirve de la tecnología de inmunocromatografía de oro coloidal como base de los mismos.

Estos test rápidos de anticuerpos detectan inmunoglobulinas IgM e IgG, donde el proyecto también aporta un valor añadido: una vuelta de tuerca gracias a un equipo de expertos en biología molecular y bioquímica. Con una producción a bajo coste y con una fiabilidad muy alta, diversas empresas ya se han interesado por comenzar la fabricación nacional que permitiría al territorio ser autosuficiente y no tener que acudir al mercado internacional a por ellos.

“Hay que destacar que el trabajo de todo el equipo durante el hackathon ha sido pro-bono. Algo que nos llena de esperanza como sociedad”

Fernando Josa Prado, promotor de IN2TEGRA-M

En la distribución de los test, Daniel Martín destaca la responsabilidad social a la hora de buscar partners logísticos. “Tenemos que buscar aquellos que entienden que en esta labor hay que tener un sensibilidad especial“, destaca. “A partir de ahí, si luego se transforma en un modelo de negocio será una vez pasado todo este momento de pandemia”. Lo importante, señala, es que la persona que hace llegar el test sepa a quién está dando el mismo, es decir, su identidad. “El objetivo es verificar su entrega como si fuera un voto por correo”.

Una aplicación como nexo

La idea de potenciar la autosuficiencia sanitaria y tecnológica culmina con el desarrollo de una app que ejerce de registro para el usuario, donde el resultado del test serológico se complementa con un cuestionario sobre sintomatología. “Es la fuerza combinada del resultado bioquímico del test físico, con la información del cuestionario la que va a permitir al algoritmo o a las autoridades sanitarias describir a qué grupo de pacientes o de potencial riesgo perteneces y en base a eso darte unas instrucciones y recomendaciones. Ese es el flujo”, apunta Josa Prado.

Así, el procedimiento que propone IN2TEGRA-M es sencillo. La app comienza pidiendo una serie de datos personales: email, teléfono, DNI, etc. Además pide activar la geolocalización, algo que podría ser importante para las autoridades sanitarias de cara a controlar los nichos o zonas de contagio.

A partir de ahí, ofrece instrucciones sobre cómo realizarse el test serológico en casa, el cual viene identificado mediante un código QR que asociará el diagnóstico del mismo a nuestros datos personales, haciéndolo único e intransferible.