Premios BiC

El número de casos de coronavirus confirmados registrados en España se sitúa ya en 117.710 personas, 7.472 más que ayer, tal y como ha informado el Ministerio de Sanidad. La tendencia en el incremento de contagios continúa así a la baja, situándose el aumento en un 7 por ciento. Misma conclusión hospitalizados y UCIs, tal y como ha apuntado María José Sierra. A este respecto, los hospitalizados en las CC.AA con datos acumulados, han cifrado su incremento en un 10 por ciento; en semanas previas, estaba en torno al 30, según la jefa de área del CCAES. Las regiones que analizan la tendencia por día ofrecen este mismo diagnóstico, lo que también se traslada a la situación en las UCIs.

La comparación con los datos de la jornada anterior muestra una estabilización en el número de fallecidos con Covid-19, que representa 932 más respecto a ayer. Por su parte, el número de personas dadas de alta es ya de 30.513, un 26 por ciento del total de casos notificados.

Según Fernando Simón, la evolución es continuista, a pesar de haber superado el número de contagios de Italia. “Lo cierto es que las tendencias que estamos observando son correctas. Se está consiguiendo el objetivo marcado, que es llegar a principios de la semana que viene sin haber saturado las capacidades de UCIs en todo el territorio”, ha afirmado.

“El número de reproducción – de casos – está ahora mismo alrededor de 1 o incluso por debajo de 1. Por eso precisamente estamos viendo un descenso en el número de casos diario”. El epidemiólogo, sin embargo, continúa siendo prudente y apela a la responsabilidad individual en las medidas de desescalado que puedan llegar. “A partir de ahora hay que pensar en los problemas de volver de nuevo a la transmisión si no tenemos muchísimo cuidado”, advierte.

Posibles próximos escenarios

“Existe un riesgo de que si no continuamos con las medidas durante el tiempo necesario todo ese avance vaya marcha atrás”, ha proseguido Simón. Ahora es el turno de valorar si mantener el grado de limitación actual o si se puede ir relajando en algunos puntos. “Podemos mantener esta línea o podemos asegurar que aunque los contactos puedan no reducirse tanto, sí que reduzcamos la forma en que contactamos para que esa transmisión no se pueda producir”, ha señalado el director del CCAES.

Por ello, Simón ha animado a la sociedad a aprender del comportamiento de otras como la japonesa en el caso de la transmisión de la gripe. “Tenemos que aprender a utilizar los equipos de protección personal a medida que estén disponibles en grandes cantidades y a reducir los contactos de riesgo“.

No obstante ha añadido que “si se considera necesario evitar cualquier tipo de contacto porque que los mecanismos para reducir el riesgo en los mismos no son suficientes, habrá que continuar con algunas de estas medidas durante algunas semanas más”.