Premios BiC

Aunque los casos de coronavirus continúan aumentando en España (33.089 contagios en total y 2.182 fallecidos), también hay buenas noticias: se ha reducido el número de pacientes traspasados a UCI respecto al total de ingresados. Así, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) ha asegurado en rueda de prensa que esta reducción de ingresos en UCI ha pasado del 15 al 13 por ciento. Se han producido “pequeñas subidas y bajadas”, pero “dan cierta esperanza de que el problema se va conteniendo”.

Fernando Simón, director del CCAES

Otro dato positivo es que aumenta el número de pacientes dados de alta. En total, hay ya 3.355 personas recuperadas, lo que supone más del 10 por ciento del total de los casos. Sin embargo, Simón avisa: “Todavía no tenemos certeza de haber llegado al pico”. Aún así, aclara que no todo está ganado con llegar al pico, sino que se atajará el problema cuando se doble la curva y no se dé “un paso atrás”.

De este modo, Sanidad quiere asegurarse de que las medidas implementadas son las buenas y “durarán lo que tengan que durar”. Simón declara que se irán relajando progresivamente a medida que baje el riesgo, pero hay que seguir atentos porque puede ser una enfermedad estacional y producirse el próximo invierno. “Relajar las medidas antes de tiempo puede implicar segundas olas”, ha dicho.

Simón también ha informado de que han observado que el retraso entre el inicio de síntomas y el diagnóstico comprende entre 7 y 10 días. En cuanto al balance de fallecidos, el 87 por ciento eran mayores de 70 años y un 7,8 por ciento tenía entre 60 y 69 años. Entre los menores de 10 años no se ha producido ningún fallecimiento, mientras que entre los 0 y 19 años, ha habido solo un solo fallecimiento.

Preocupación por los profesionales sanitarios

Simón ha informado de que 3.310 profesionales sanitarios están infectados. Preocupa que el número cada vez sea mayor. Por eso, se aplicarán los nuevos test rápidos a este grupo, para garantizar un diagnóstico precoz y que “estén disponibles para trabajar”. El objetivo es detectar a aquellos sanitarios que estén infectados con rapidez para apartarlos del servicio mientras los que estén en buenas condiciones puedan seguir trabajando.

Estos test rápidos “empezaron a llegar el sábado por la noche”. Simón ha asegurado que ya se han comenzado a repartir entre las CC.AA y que están destinados a solucionar “la sobrecarga de los hospitales” para que puedan diagnosticar cuanto antes a los contagiados. También tienen como objetivo conocer de forma representativa el nivel de transmisión comunitaria.

Otros grupos de riesgo son los que se encuentran en las residencias de mayores. Sanidad pretende minimizar el riesgo para estar personas, ya que la letalidad en este grupo es mayor que el resto de población.

Así, Simón ha calificado a sanitarios y residencias de ancianos como “grupos prioritarios”. Por lo que, como el “establecimiento del uso del test es progresivo“, se empezará a distribuir para estos grupos y, después, para el diagnóstico poblacional.

El problema de los bulos y virus informáticos

José Ángel González ha trasladado que durante este fin de semana, han intensificado los controles en las calles. Así, la Policía Nacional han impuesto más de 7.000 denuncias y han detenido a más de 60 personas. En total, los detenidos superan los 300. Pero el verdadero problema se encuentra en la circulación de los bulos por internet. Y en esto ha querido hacer hincapié González. Ha hecho un llamamiento a que se desconfíe de los mensajes que solo pretenden causar “miedo y pánico” entre la población.

Los nacionales han detectado más de 200 bulos. Los más recientes se tratan, como ha informado González, de un audio en el que se afirmaba que se iba a declarar el estado de excepción y aconsejaba compras masivas. Otro bulo corresponde a las imágenes de un supuesto motín en una cárcel española, pero la policía lo ha desmentido: “Se trataba de un motín en Italia de hace varias semanas”.

Además, se ha producido un envío masivo de correos electrónicos “para acceder a nuestro sistema e infectar con un virus informático nuestro ordenador”. Ayer, ha señalado el director adjunto operativo de la Policía Nacional, se detectó un peligroso virus que enviaban por correo a los profesionales sanitarios en un intento de bloquear los ordenados de los hospitales españoles.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...