| miércoles, 07 de febrero de 2018 h |

El Departamento de Salud ha presentado hoy en rueda de prensa, coincidiendo domingo con el Día Mundial contra el cáncer, la creación del Servicio de Genética Clínica del Cáncer con el objetivo de concentrar el conocimiento sobre los cánceres hereditarios para poder mejorar su diagnóstico y abordaje.

Este Servicio se despliega en el marco de la Red Oncológica de Cataluña y lo integran dos empresas públicas: el Instituto Catalán de la Salud (EQUIS) y el Instituto Catalán de Oncología (ICO). Dos hospitales de la EQUIS –el Hospital Universitario Vall de Hebrón y el Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida-, y el ICO (Hospitalet, Girona y Badalona) formarán este Servicio. Actualmente los tres centros alcanzan más del 70% de la población de Cataluña y asisten además de 3.000 personas con predisposición al cáncer hereditario.

Aun así, el secretario general del Departamento de Salud y director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), David Elvira, ha destacado que “este servicio de referencia nacional dará cobertura sobre el cáncer hereditario en todo Cataluña”. En este sentido, Elvira ha explicado que “con el resto de proveedores que no forman parte de la Red se establecerán convenios y procesos de coordinación que permitirán que todo el mundo tenga acceso a la experiencia y al conocimiento y a la cartera de servicios, garantizando la equidad territorial”.

Los cánceres por motivos hereditarios, es decir, por consecuencia de alteraciones genéticas heredadas de los progenitores, tienen una incidencia baja. En este sentido se calcula que alrededor de un 5% de los cánceres de colon y de mama tienen un componente hereditario. Entre los casos nuevos de cáncer, al 2015 en Cataluña, la estimación en cuanto al cáncer de mama hereditario en mujeres fue de 220 casos y en el de colorrectal, 125. En hombres, el 2015 se estima que hubo 175 casos de cáncer hereditario colorrectal. Ahora bien, tener alguna alteración genética no significa que se desarrolle un cáncer, sino que hay más probabilidades de hacerlo que en la población general y de desarrollarlo en una edad inusualmente joven.

El Servicio va destinado a aquellos casos en que hay una o más personas de una misma rama de la familia con el mismo cáncer o cáncer relacionado (cómo por ejemplo el de mama/ovario, el de páncreas/melanoma, o el de colon/útero/ovario); a los individuos diagnosticados con más de un cáncer; a los que desarrollan un cáncer raro o infrecuente (cáncer de pecho en hombres, cáncer medular, etc.) y a las familias que se los ha diagnosticado una mutación en un gen que predispone al cáncer.

Los principales objetivos de este Servicio son:

· Concentrar expertesa en los síndromes hereditarios poco frecuentes;

· Disponer de profesionales altamente especializados en el asesoramiento genético y en el seguimiento de pacientes de alto riesgo de desarrollar un cáncer;

· Ser centro de referencia en síndromes hereditarios oncopediátricos y en asesoramiento reproductivo en cáncer;

· Liderar la aplicación de las nuevas tecnologías y de los conocimientos de las bases genéticas del cáncer hereditario al ámbito clínico

· Contar con un registro unificado y prospectivo de datos clínicos y genéticas de familias con cáncer hereditario.

La organización del Servicio será transversal entre los centros de la red, basada en las principales áreas de conocimiento médico (digestivo, mama y ginecología, pediátricas y minoritarias), en la calidad asistencial y en el asesoramiento genético, reproductivo y genómica

Joan Maria Brunet será el director del Servicio de Genética Clínica del Cáncer y Judith Balmaña la jefa Asistencial y de Investigación. El punto clave del Servicio será el de disponer de un modelo asistencial homogéneo que supondrá, entre otros, tener protocolos comunes; profesionales coordinados y compartidos; la creación de agendas especializadas de referencia en oncogenética pediátrica, asesoramiento reproductivo y en determinadas síndromes hereditarios minoritarios o el despliegue de agendas telemáticas con la Atención Primaria.

Los profesionales que forman parte de este Servicio evaluarán y asesorarán a los pacientes y sus familias sobre el riesgo de desarrollar la enfermedad; los ofrecerán información sobre el cáncer, los tratamientos y los estudios genéticos; apoyarán tanto al individuo como la familia y los ofrecerán someterse a la realización de una prueba genética, y en base a los resultados, establecerán un programa de acciones preventivas o de tratamiento más adecuadas a sus necesidades.

Todo ello, gracias a un trabajo en red para concentrar el conocimiento. Precisamente, esta necesidad de trabajo en red en el campo del cáncer trajo a la creación de la Red Oncológica de Cataluña el abril de 2016.

Para los pacientes, esta Red ha permitido el acceso a nuevos medicamentos y a tratamientos más innovadores; una atención más integral y multidisciplinaria; más equidad en el acceso al alta especialización y una mejor calidad de la atención recibida, con mejores resultados. Para la sociedad en general, esta Red Oncológica supone un mejor uso de los recursos destinados al tratamiento del cáncer con mejores resultados en salud con más eficiencia y equidad; atracción de inversiones; captación de fondo para la investigación y aumento del tejido productivo; atracción de profesionales altamente cualificados y situar Cataluña cómo uno de los referentes mundiales en el abordaje del cáncer.

La incidencia del cáncer en Cataluña

El tumor más frecuente en los hombres es el cáncer de próstata, seguido del colorrectal y el de pulmón, mientras que en las mujeres, el cáncer de mama es, de largo, el tumor más frecuente, seguido del colorrectal y el de cuerpo uterino.

Las previsiones indican que en los próximos años el número de casos de cáncer diagnosticados en Cataluña crecerá de forma relevante. En cuanto a los hombres se pasará de 20.611 casos diagnosticados al 2015 a 21.743 en 2025, y en mujeres de 15.437 casos diagnosticados al 2015 a 17.268 al 2025.

Aun así, el más significativo es el progresivo envejecimiento de los pacientes diagnosticados de cáncer. Así, por ejemplo, en 2025 el 42,4% de los casos diagnosticados de cáncer colorrectal y el 47,3% de los casos diagnósticos de cáncer de vejiga en hombres serán en pacientes de más de 75 años. En mujeres de más 75 años, el fenómeno es similar con un 49,2% de las mujeres diagnosticadas de cáncer colorrectal y un 23,7% de cáncer de mama.

Globalmente, 4 de cada 10 pacientes serán diagnosticados de cáncer con más de 75 años, lo cual comporta que estos pacientes, además del cáncer, tendrán otras patologías crónicas, lo cual influirá sobre la decisión terapéutica y su pronóstico.