Premios BiC

Las autoridades sanitarias ya barajan la posibilidad de adelantar la campaña de vacunación contra la gripe del presente año. Así lo ha deslizado Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES). El objetivo así sería reducir el número de cuadros compatibles con la Covid-19 en el próximo otoño, de cara también a un eventual rebrote de la pandemia.

No obstante, Simón ha recordado que el virus de la gripe muta cada año. Además, la vacuna podría plantear algunos problemas como, por ejemplo, que no sea efectiva para todo el periodo epidémico.

Aunque todavía no está claro la forma de abordar esta situación, el experto ha reseñado que “diferenciar gripe y coronavirus en sus orígenes es complicado”. “Ahora se está trabajando en herramientas diagnósticas para hacerlo bien”, ha explicado.

Respecto a la posibilidad de que se desarrolle un test que permita diferenciar el virus de la gripe y el coronavirus, Simón ha asegurado que “sería muy beneficioso”. De esta forma se podría ayudar a identificar y tratar mejor a los pacientes.

“Hay mucho que discutir, porque no está muy claro cuál sería el efecto final. Se está trabajando en la posibilidad de adelantarla como una opción, pero debemos tener cuidado”, ha matizado. Aún así, el epidemiólogo apunta que “el trabajo logístico va encaminado a estar preparados cuanto antes”.

Vacuna frente al SARS-CoV-2

En la carrera por encontrar una vacuna eficaz el Gobierno central continúa buscando la mejor alternativa posible. Según ha apuntado Simón, España formará del acuerdo suscrito entre AstraZeneca y Alemania, Italia, Francia y los Países Bajos para suministrar la vacuna contra el coronavirus.

“España está en una muy buena posición para participar en todos los estudios que se están haciendo al respecto”, ha enfatizado. Sin embargo, ha querido pedir prudencia a la hora de pensar que la vacuna puede estar disponible para principios del año que viene.

Así, el director del CCAES ha querido rebajar la euforia en cuanto a el hallazgo de una primera vacuna. “Conseguir tener una vacuna muy eficaz que se pueda producir en todo el mundo sería lo ideal, pero hay que ser realistas y la primera puede que no sea la buena. Probablemente sea muy segura y prometedora, pero las siguientes generaciones probablemente serán mejores”, ha señalado.