El Ministerio de Sanidad se suma un año más a la conmemoración del Día Mundial del Párkinson recordando la importancia de seguir trabajando para mejorar la calidad de vida de las personas con la enfermedad de Parkinson y otros parkinsonismos.

Cabe recordar que, según la Organización Mundial de la Salud, se trata de la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente tras la enfermedad de Alzheimer.

Así, y según la Evaluación de la Estrategia de Enfermedades Neurodegenerativas, en 2020 se registraron en España hasta 39.384 altas de personas con Parkinson -21.573 hombres y 17.811 mujeres-, y la tasa por cada 1.000 personas en Atención Primaria fue de 3,94, ligeramente superior a la tasa del año 2012 (3,29).

Prevalencia por edades

El grupo de edad que presenta mayor prevalencia es el de 85-89 años (30,82 por mil personas), seguido del grupo de 90-94 años (27,80) y 80-84 años (26,57).

En todos los grupos etarios hay una mayor prevalencia de hombres respecto a mujeres, con hasta un 20,65 por ciento de diferencia en el grupo de mayor prevalencia (85-89 años).

El Párkinson constituye un problema de gran magnitud, gravedad y complejidad, por lo que se requieren actuaciones concretas, efectivas y eficientes desde el inicio, en los distintos ámbitos del sistema sanitario y social mediante un modelo colaborativo basado en la coordinación entre niveles asistenciales.

En el documento de “Abordaje de Parkinson y Otros Parkinsonismos en el marco de la Estrategia de Enfermedades Neurodegenerativas”, aprobado por el Consejo Interterritorial del SNS, se disponen criterios de atención, criterios estratégicos y de gestión y criterios de proceso de soporte.

Asimismo, se aborda el manejo del tratamiento farmacológico y de rehabilitación y se proporcionan una serie de recomendaciones para mejorar el estado de salud y prevenir las complicaciones de la enfermedad.

Urge actualizar el Libro Blanco

Asimismo, el Ministerio de Sanidad, en el marco de la Estrategia de Enfermedades Neurodegenerativas, cuenta con la Guía sobre la Enfermedad del Párkinson para personas afectadas, familiares y personas cuidadoras. En ella se dan una serie de pautas para el reconocimiento de síntomas, tanto motores como de otra índole y se detallan las fases de evolución de la enfermedad según el grado de afectación.

En este sentido, la Federación Española de Párkinson (FEP) estima necesario actualizar el Libro Blanco del Párkinson: Aproximación, análisis y propuesta de futuro‘, cuya última publicación data de 2015, con el fin de contar con un documento de referencia que se ajuste al actual contexto sociosanitario, asociativo y político

Esta iniciativa contará con diversas fases metodológicas como la evaluación de la publicación de 2015, el análisis del contexto externo e interno actual y la revisión documental de referencias bibliográficas. Todo ello teniendo en cuenta la voz de las personas afectadas, sus familiares y las personas cuidadoras; así como las asociaciones de párkinson federadas y entidades adheridas y las aportaciones de los principales agentes clave de la enfermedad en materia de sanidad, derechos sociales e investigación.


También te puede interesar…