Una nueva campaña impulsada por el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) busca concienciar acerca de la importancia del uso prudente de los Antibióticos. Sanidad subraya que el uso de estos medicamentos frente a infecciones que NO son de origen bacteriano constituye un comportamiento erróneo que puede provocar el desarrollo de resistencia. Asimismo, puede comprometer la eficiencia terapéutica en futuros tratamientos, motivo que justifica la importancia del proyecto.

La iniciativa, denominada Antibióticos: tómatelos en serio’, está enmarcada dentro de la nueva iniciativa del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) con motivo del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, que se celebra cada 18 de noviembre y la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos (18-24 de noviembre).

La campaña, que utiliza un tono humorístico, se difundirá hasta el 21 de noviembre a través de las cadenas nacionales y autonómicas de televisión.

Desde Sanidad indican que los materiales de esta campaña han contado con un presupuesto aproximado de 500.000 euros y también se promoverán en redes sociales.

La resistencia bacteriana en España

Recientemente, el PRAN ha publicado las bases del nuevo Sistema de Vigilancia Nacional de Resistencia a los Antimicrobianos con el objetivo de contribuir a conocer la situación que atraviesa España en torno a la resistencia a los Antibióticos.

Sanidad destaca que, cada año, 33.000 personas mueren en toda Europa como consecuencia de infecciones hospitalarias causadas por bacterias resistentes. De esta cifra, 4.000 muertes se registran en España, cuatro veces más que las provocadas por accidentes de tráfico.

Uno de los problemas que fomentan a esta situación es el conocimiento en torno al uso de estos medicamentos. Según el último Eurobarómetro de la Comisión Europea, el porcentaje de españoles que piensa, equivocadamente, que los antibióticos curan el resfriado ha bajado desde el 45 por ciento al 36 por ciento. Sin embargo, se mantiene el 5 por ciento el porcentaje de españoles que reconoce automedicarse con antibióticos.


También te puede interesar: