Premios BiC

El número de casos de coronavirus detectados en España se cifra ya en 110.238 personas, con un incremento de alrededor del 8 por ciento. Así lo reflejan los datos del Ministerio de Sanidad, que apoyan la teoría sobre la estabilización de la curva, según María José Sierra. Los fallecidos a causa del Covid-19 se han aumentado en 950 personas respecto ayer, superando así la barrera de los 10.000. En el lado positivo, la jefa del área del CCAES ha reportado el alta de 26.743 personas, es decir, el 24 por ciento del total de notificados.

test rápidos
María José Sierra, jefa de área del CCAES.

La cifra de pacientes en UCIs ofrecida alcanza las 6.092 personas. Sin embargo, Sierra ha apuntado que existen diferencias entre comunidades. “Es verdad que los datos no son uniformes. Unos reflejan el acumulado, otros los casos que en el día de ayer estaban ingresados”. Una diferencia de criterio que hace que se pueda registrar una bajada, “pero la ocupación sigue siendo crítica por que la estancia en UCIs es larga”, ha advertido.

Por su parte, Fernando Simón ha subrayado que las cifras de letalidad en España podría deberse a que en algunos períodos y comunidades ha habido afectadas residencias con personas frágiles. “También puede haber variabilidad en la forma de notificar los fallecidos. Lo cierto es que no tenemos certeza sobre cómo de variable puede ser esto entre unos países y otros”, ha explicado.

De esta manera, el director del CCAES ha recordado que el número de defunciones “se estabilizará con un retraso importante respecto al inicio de síntomas”.

Uso de los test rápidos

El cómo se utilizarán estas pruebas respecto a las PCR habituales está siendo uno de los puntos de mayor controversia, así como el proceso de adquisición y validación de las mismas. El lunes aterrizó un avión procedente de China con un cargamento importante de estos test, después de haberse testado una baja sensibilidad en un envío anterior. Así, Simón ha anunciado que los nuevos test de anticuerpos se han estado validando en el Centro Nacional de Microbiología.

“Ahora es el momento de iniciar su uso de la forma adecuada en los puntos adecuados”. Respecto a ello ha resaltado las distintas funcionalidades y utilidades de los mismos.

En un primer objetivo, podrán usarse en el diagnóstico, aunque con matices. “Al ser test serológicos se detectan los anticuerpos con un poco de retraso. Por lo tanto no se pueden utilizar en la fase inicial de la enfermedad”. Sin embargo, según Simón, “sí que nos sirven para valorar el diagnóstico en personas que ya lleven unos días de evolución”. Además, la disposición de estos test rápidos podría reducir la carga de la necesidad de hacer PCR en los laboratorios.

Asimismo, pueden ser utilizados a nivel comunitario y en grupos especialmente vulnerables que lleven unos días con infección para descartar o confirmar infecciones. “También podemos usarlos para hacer los estudios poblacionales de seroprevalencia que nos permitan valorar cual es el estado inmunitario de nuestra comunidad”, ha añadido. El responsable del CCAES ha insistido en que “es cierto que los test rápidos no son perfectos”.

Sin embargo, ha defendido que sí son “lo suficientemente buenos para utilizarlos en los objetivos mencionado”. Aún así, ha reseñado la posibilidad de que en algunos casos precisen “reposar sobre un segundo análisis de PCR para algunas de las pruebas que puedan salir positivas o negativas según las características de los diferentes test”.

El tempo del desescalado

Con las medidas que se están aplicando en la actualidad, Simón ha señalado que el objetivo es para poder desescalarlas es conseguir una R por debajo de 1. Ello implicaría “que cada caso produce menos de un caso, lo que indicaría que la epidemia va progresivamente bajando”, ha señalado.

No obstante, el responsable de Alertas y Emergencias Sanitarias ha apuntado que “no es necesario esperara que se sitúe por debajo de 1”. La razón, según Simón, es la capacidad de hacer un desescalamiento progresivo que permita mantener “un descenso del número de reproducción” de casos de Covid-19.