Premios BiC 2020
Marcos García | jueves, 29 de diciembre de 2016 h |

Bombo y platillos para la renovación del Pacto de Sostenibilidad entre el Gobierno y Farmaindustria. Los ministros de Sanidad y Hacienda, Dolors Montserrat y Cristóbal Montoro, y el presidente de la patronal farmacéutica innovadora, Jesús Acebillo, acompañados del secretario general de Sanidad, José Javier Castrodeza, han reafirmado sus compromisos para 2017 apoyados en que el protocolo “no es un gasto, sino una inversión”, además de un “motor” para el sistema. Tanto, que el Ejecutivo prevé hacerlo extensible a otros proveedores sanitarios.

En varias ocasiones durante la firma los responsables ministeriales hicieron referencia al éxito que ha supuesto el protocolo del gasto/PIB, gracias al cual se está “cerrando el círculo” al garantizar la sostenibilidad y mejorar el acceso a las innovaciones. Pero señalaron que es necesario que todas las administraciones apuesten por él. Hoy, la adhesión al mismo es obligatoria para todas las comunidades adheridas al Fondo de Liquidez Autonómico y voluntario para las demás. No todas las de este segundo listado se han acogido al Pacto de Sostenibilidad, algo que según el Gobierno tiene que cambiar. A su juicio, todas las comunidades deberían adherirse a él, tanto las que están en el FLA como las que no.

Precisamente en enero se liberarán nuevos fondos FLA, estimados por Cristóbal Montoro en torno a los 1.400 millones de euros. Previamente se desbloquearán 3.080 millones que, según Hacienda, permitirán seguir garantizando la sostenibilidad del Estado del Bienestar.

Montserrat señaló tras el acto de la firma de renovación del convenio que uno de sus objetivos es extender este modelo de colaboración entre la industria farmacéutica innovadora y las instituciones a otros proveedores sanitario. Sin nombrar expresamente al resto de proveedores, pero en alusión a las empresas que conforman otras patronales como la de tecnología sanitaria (Fenin), industria del genéricos (Aeseg), biotecnológica (Asebio), biosimilares (Biosim), aseguradoras y hospitales privados, la ministra destacó que “queremos hablar con el resto de proveedores para conseguir que las empresas se beneficien de la misma estabilidad, tranquilidad y garantía que da este convenio con Farmaindustria”. Montserrat insistió ante las preguntas de los periodistas que estamos “en fase incipiente”.

Durante la firma de un protocolo, Acebillo recordó que es “muy exigente” con la industria farmacéutica, puesto que obliga a que un sector que “lleva en sus genes la necesidad de crecer” acompase su crecimiento al de la economía del país.