Premios BiC
CARMEN M. LÓPEZ Madrid | viernes, 10 de enero de 2020 h |

A pocas horas de conocerse que María Luisa Carcedo no seguiría al frente de la cartera de Sanidad, el nombre de Salvador Illa saltó a la primera plana, confirmando así los rumores que apuntaban a que en el nuevo Ejecutivo de Sánchez habría representación del PSC. El que, hasta el momento, era número dos de los socialistas catalanes, llega a un Ministerio de Sanidad en pleno proceso de transformación, marcado por el nuevo paradigma de la medicina de precisión.

Con este nombramiento parece que se intuye la intención de Pedro Sánchez de recuperar el espíritu de Ernest Lluch de los años 80. Así se lo ha recordado el primer secretario del PSC, Miquel Iceta a través de las redes sociales, tras conocerse la noticia. Lo que parece clara es su capacidad de negociación, ya que en esta última etapa formó parte del equipo negociador socialista en las conversaciones con ERC para lograr su abstención en la investidura. Capacidad que le podrá servir para debatir y negociar en los próximos Consejos Interterritoriales del Sistema Nacional de Salud tan fragmentados en el color político.

Con la AP en el foco

A la espera de sus primeras palabras al frente de la cartera, no hay que ir muy lejos para conocer su opinión sobre el sistema sanitario. Illa se ha mostrado sensible en varias ocasiones a las peticiones de los profesionales sanitarios.

El que fuera secretario de organización del PSC reclamó hace unos meses al gobierno de la Generalitat que dejara de mirar para otro lado ante las reivindicaciones de los médicos de primaria. Consciente de la situación que atraviesa el primer nivel asistencial, denunció así la falta de inversión y de profesionales en todos los ámbitos de la salud, así como las listas de espera “interminables”.

En materia de recursos humanos, no ha quedado al margen de las reclamaciones de los profesionales sanitarios con la pérdida del poder adquisitivo en un 30 por ciento desde 2010, tal y como organizaciones como la Confederación Española de Sindicatos Médicos (CESM) venía reclamando.


Atención Primaria
El nuevo ministro de Sanidad se ha mostrado sensible ante las reclamaciones de los profesionales sanitarios, poniendo el foco en AP