La Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid ha recogido hoy una serie de temas que afectan directamente a la salud de los ciudadanos madrileños. Así la sesión se ha celebrado llevando a cabo preguntas orales a los diferentes cargos de la consejería del Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Algunas de las cuestiones más fundamentales, planteadas por los diversos Grupos Parlamentarios han versado sobre planes para mejorar la atención a la salud mental de las personas mayores de la región, sobre el tema de las agresiones al personal sanitario y sobre la influencia de los determinantes sociales en la salud de los ciudadanos, dependiendo de su código postal o sus circunstancias socioeconómicas.

El director general de RR.HH y Relaciones Laborales, Miguel Ángel Rodríguez Roiloa, la directora General del SERMAS , Almudena Quintana Morgado y la directora General de Salud Pública, Elena Andradas, han sido los encargados de responder a las cuestiones de los Grupos Parlamentarios.

Mejorar la salud mental de los mayores, un reto

La primera iniciativa ha venido por boca del diputado Diego Figuera Álvarez, del Grupo Parlamentario Más Madrid, que ha pedido al Gobierno que “de datos sobre ese Plan de Salud Mental que han anunciado, pero del que no tenemos ni un detalle de sus avances”.

La encargada de responder a esta cuestión, la directora General Asistencial del SERMAS, Almudena Quintana Morgado ha querido dejar claro durante su intervención que es evidente que no “hay salud sin salud mental y eso incluye también a la salud de los mayores”, ha dicho. Por esa razón y porque ha explicado, la población cada vez está más cronificada porque ha aumentado la tasa de envejecimiento, es fundamental tener en cuenta que esto “determina una mayor carga de enfermedad”. Aún así desde el Gobierno de la Consejería, estamos trabajando en varios objetivos clave como son la mejora de la atención ambulatoria para personas mayores con trastornos mentales, demencias, o deterioro, en la que entrarían los mayores de 65 años con estas circunstancias. Mejorar la atención hospitalaria, atender las necesidades de personas mayores con trastorno mental grave y fomentar la psicogeriatría, y para eso ha recordado “la Comunidad de Madrid dispone de una valiosa herramienta como es el Plan de Salud Mental y de Adicciones en el que por supuesto también entran las personas mayores”. La directora ha recordado además que la Comunidad de Madrid también tiene un Plan anti Suicidios ya que las “tasas más altas se dan en personas entre 65 y 74 años, y este plan refleja la importancia que este grupo vulnerable de personas tiene para el Gobierno de esta comunidad”.

Las agresiones a profesionales sanitarios

A petición de la diputada del Grupo Parlamentario Socialista, Sara Bonmatí García, se ha pedido al gobierno de la comunidad que cuente cuales de las medidas anunciadas están siendo implementadas para proteger al personal sanitario y administrativo de posibles agresiones en su puesto de trabajo. Ya que, ha dicho Bonmatí, “el 87 por ciento de los sanitarios remite haber sufrido alguna agresión durante el ejercicio de su carrera, y un 52 por ciento de los profesionales, ha sufrido insultos, o vejaciones en los dos últimos años”. Por otra parte, un amplio informe de sindicatos de enfermería, arrojan el dato de que un 76 por ciento de las enfermeras madrileñas afirman haber tenido que hacer frente a situaciones violentas o intimidatorias en los últimos 24 meses”.

El encargado de responder a esa cuestión ha sido Miguel Ángel Rodríguez Roiloa, director general de RRHH y Relaciones Laborales que ha asegurado ante la Comisión, que “uno de los principales compromisos de la Consejería es proteger a sus profesionales y que ya se ha puesto en marcha un Protocolo de actuación en el SERMAS frente a las mismas”. La diputada Bonmatí ha continuado diciendo que en la mayoría de las ocasiones hay que tener en cuenta que las agresiones vienen dadas por factores como nerviosismo, demoras en la consecución de citas, o largas esperas en las consultas, “lo que no justifica las agresiones, pero a lo mejor las explica. Quizá deberían revisar la precariedad del trabajo de los médicos, y las largas listas de espera que tienen que soportar los pacientes”, ha dicho.

Para finalizar, la diputada del PSOE ha pedido al director General de RRHH que doten de manera digna al servicio sanitario madrileño, “con el personal y los recursos necesarios”, ha concluido.

Los determinantes sociales en salud

Por último, el diputado Carlos Moreno Vinúes, también del Grupo Socialista ha preguntado a la directora General de Salud Pública, Elena Andradas, si en la consejería de Sanidad de Madrid, se tienen en cuenta los determinantes sociales en la salud. “Porque un 43 por ciento de la salud de una persona depende en gran medida de su estilo de vida, de su entorno, de sus condiciones socio económicas, y eso al final es algo en lo que pueden influir las políticas”.

La inequidad, ha continuado “se puede y se debe combatir con políticas dirigidas a obtener el máximo de salud para los ciudadanos”, ha dicho Moreno.

Andradas le ha respondido le ha recordado que la Comunidad de Madrid tiene un Sistema de Vigilancia con la que recoge no solo los resultados en salud sino todos los determinantes que rodean a ésta, “no solo para monitorizar resultados, sino para intervenir y tomar medidas que se conviertan en acciones sobre la salud de los ciudadanos”.

Además, ha recordado Andradas durante la Comisión, “tenemos en cuenta los factores medioambientales, como las temperaturas extremas, la contaminación, la calidad del agua, del suelo de los alimentos, y todas esas cuestiones las integramos en los programas de prevención como cribados y vacunas y en los de promoción de la salud, porque nuestro objetivo es mejorar siempre la salud de todos los ciudadanos de la Comunidad de Madrid”, ha concluido.


También te puede interesar…