La Comisión de Sanidad del Senado ha rechazado una moción propuesta por el Grupo Socialista y que instaba al Gobierno a evaluar y actualizar el Plan de abordaje de las Terapias Avanzadas en el Sistema Nacional de Salud (SNS): terapias CAR, con el objetivo de garantizar que los pacientes accedan a estas nuevas terapias de forma igualitaria, pública, segura y eficiente. Sin embargo ha sido rechazada, con solo 10 votos a favor y 17 en contra y es que el PP ha presentado una enmienda de sustitución que no ha sido aceptada por el grupo proponente, con lo que no han recibido su apoyo.

Durante su defensa, el PSOE, en boca del senador Sánchez San Juan ha dicho que ponen esta moción sobre la mesa porque las terapias avanzadas “presentan una mejora sustancial para pacientes en procesos oncohematológicos o linfomas o en pacientes cuyos tratamientos de primera o segunda línea no han funcionado”, ha dicho.

Para ello, ha recordado Sánchez “el gobierno lleva desde 2018 en el avance de un Plan Estratégico para dar respuesta a esta problemática, los diferentes ministros han trabajo para que este plan sea una realidad y así se aprobó el Plan ese año, Plan que en 2019 fue implantado usando por primera vez fármacos CAR creados en el Hospital Clinic de Barcelona”, ha indicado.

Pedimos por tanto a todos los grupos parlamentarios el apoyo para esta moción puesto que “muchos pacientes no tienen otra alternativa para curarse de sus patologías”, ha alegado Sánchez.

Sin embargo, el PP, por boca de su portavoz Ruíz Escudero ha dicho que no apoyarán la moción puesto que “le falta mucha ambición”, ha dicho. “Esta propuesta no aborda las dos vertientes más importantes a nuestro parecer, la parte de la colaboración público-privada, y la parte de la producción propia por parte de los organismos políticos lo que requiere mucha dotación”.

Ruiz ha destacado además que su grupo pide que se ponga en marcha una base registro de todos los ensayos clínicos disponibles dentro del sistema central puesto que todas estas unidades ya aprobadas, unas 30, deben colaborar”, ha explicado Ruiz. Y en segundo lugar realmente uno de los grandes problemas que vamos a tener de cara al futuro, ha continuado Ruiz, “es la producción, y para eso proponíamos hacer un Centro Nacional de terapias avanzadas donde de esa manera pudiésemos aglutinar y coordinar toda la actividad que se Está realizando dentro de todo el Sistema Nacional de Salud”, ha finalizado.

Solventar la carencia de profesionales en Medicina de Familia

Durante la Comisión además se ha debatido y se ha aprobado una moción por la que se insta al Gobierno a impulsar determinadas medidas para solventar la carencia de especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria. La iniciativa ha sido planteada por el Grupo Parlamentario Popular, PP.

El senador Aranda Lasa, ha sido el encargado de defenderla recordando que “la situación de la AP es agonizante, ya que aún sabiendo que la Medicina Familiar y Comunitaria es fundamental para la esperanza de vida y debería ser protegida y valorada, es una especialidad deficitaria sobre la que urge poner medidas, para d ar el impulso definitivo a este primer nivel asistencial”, ha continuado.

A continuación, ha pasado a relatar una serie de datos que según los últimos informes arrojan cifras como que en 2025 se jubilarán 12.163 facultativos, mientras que los titulados que van a salir serán 9.940, con lo que habrá ese año un déficit de 2.673 profesionales. Pero eso no es lo peor, ha dicho “en 2027, se prevé que faltaran 9.000 profesionales para Medicina Familiar y Comunitaria”, ha dicho.

Tras el periodo de adjudicación de los MIR quedaron 250 plazas vacantes, una cifra superior a la del año pasado. Por tanto, “el ministerio debe analizar que la elección telemática multiplica el número de plazas que no se aceptan y afecta a la MFYC. Hay que aumentar las plazas, flexibilizar los criterios de acreditación de los centros sin perder calidad y facilitar estancias temporales en otros centros. Las necesidades deben venir avaladas por un registro de profesionales sanitarios que debería ser el auténtico libro blanco que determinase la convocatoria anual MIR”, ha concluido Aranda.

Por su parte el PSOE ha querido recordar “que no se pueden revertir los recortes drásticos que gobiernos anteriores hicieron en las plantillas y que afectaron sobre todo a Medicina de Familia”, es algo complejo y difícil de resolver, además, ha dicho la diputada Andreu, “esta responsabilidad la tienen las CC. AA que puede hacer muchas cosas de mano del Ministerio y de su propia mano”.

Desde el Ministerio se han aumentado hasta un 35 por ciento las plazas para Medicina de Familia, el Ministerio hace su trabajo, pero ante todo, “hay que reforzar los servicios de la sanidad pública, por encima de todo y hacer atractiva la profesión de médico de familia con incentivos y cubriendo sus necesidades”, ha dicho Andreu.

Por su parte, Aranda le ha vuelto a recordar que “el Ministerio no puede mantenerse de perfil frente al grave problema del SNS”. “A la gente no le preocupa si hay guardias o no, ni las cremas solares ni si se reparten preservativos, ni eliminar la colaboración público privada, la gente lo que quiere es que cubran las necesidades de los profesionales y tener una asistencia de calidad”, ha concluido Aranda.

La moción ha salido adelante y ha sido aprobada con 17 votos a favor, 9 votos en contra y una abstención.


También te puede interesar…