Premios Fundamed
Mario Ruiz Madrid | viernes, 10 de enero de 2020 h |

Tras haber sido investido presidente en segunda votación, Pedro Sánchez se encuentra ya en disposición de poner en marcha real un nuevo Ejecutivo. La noticia ha sido recibida con alivio por parte de los diferentes representantes de los profesionales sanitarios. El hecho de que “por fin” haya Gobierno en España pone la primera piedra necesaria para que se afronten ya los problemas que presenta actualmente la sanidad, tal y como han coincidido en señalar. De igual forma, han expresado su sintonía al aplaudir la prometida mayor inversión hasta llegar al 7 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) para el año 2023.

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) fue una de las primeras en reaccionar a la noticia, la cual recibió con “cautela”. No obstante, la organización destacó lo positivo de que de nuevo haya un interlocutor con quien sentarse a trabajar.

Según afirmó Gabriel del Pozo, secretario general de la Confederación, “eso es precisamente lo que echábamos de menos, alguien con quien empezar a dialogar y con capacidad de acción y toma de decisiones para resolver todos los problemas que llevamos arrastrando desde hace meses”.

Por su parte, CC. OO. ha señalado el reflejo de “estabilidad” que ofrece la nueva composición de gobierno. Aun así, la organización rebaja el optimismo parcialmente, que supedita a aprobar los presupuestos, ya que “casi todas las medidas” dependen de las cuentas públicas. El secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CC. OO., Antonio Cabrera, identifica los siguientes pasos a dar como difíciles, ya que se precisa que esta estabilidad perdure durante toda la legislatura.

En lo que respecta al acuerdo progresista con Podemos, el sindicato ha visto con buenos ojos las propuestas que forman parte del mismo son “esperanzadoras y positivas”. Entre ellas la apuesta por la reforma de la atención primaria o los planes para abordar la Salud Mental.

La Organización Médica Colegial (OMC) también ha valorado como positiva la investidura de Sánchez, pues existe una coincidencia mayoritaria del organismo con las pretensiones del Ejecutivo de Sánchez. Todo con la idea de “salir de la parálisis en la que nos encontramos desde el entorno sanitario”.

Peticiones de los enfermeros

El presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, ha pedido al nuevo presidente “capacidad de diálogo y política de Estado”, remarcando también la importancia del “acceso de los ciudadanos a una sanidad pública, gratuita y universal” como un derecho fundamental.

“Pedimos que en todo aquello que afecte a la Sanidad, se apueste por una política de Estado y sus esfuerzos se centren en garantizar el derecho fundamental de todos los ciudadanos a ver atendidas sus necesidades sociosanitarias”, ha explicado en un comunicado.

Pérez ha destacado lo “imprescindible” que es tener un SNS “fortalecido” y con una gestión que “priorice siempre” la calidad asistencial y la seguridad de los pacientes atendidos. Además, ha señalado la necesidad de dejar atrás el actual sistema “centrado de forma exclusiva en el curar, para dar un giro estratégico hacia otro modelo centrado en el cuidar” para dar respuesta a una población con un “crecimiento exponencial de los pacientes crónicos”.

Todo con el fin de mejorar la calidad de vida y garantía asistencial de las personas, donde las enfermeras juegan un papel”proactivo” y “crucial”.