Premios BiC

Dos semanas después de que acabase el Estado de Alarma, las comunidades autónomas toman medidas para controlar los brotes de COVID-19 que están empañando la nueva normalidad. La última en volver a cerrar una comarca ha sido Galicia ante el aumento de casos en A Mariña (Lugo).

La Xunta de Galicia ha tomado la decisión de cerrar durante cinco días la comarca debido al brote de coronavirus registrado en la zona, que acumula 106 positivos (aunque siete personas están curadas, por lo que los casos activos son 99). La medida entra en vigor a las 00:00 horas de este lunes, 6 de julio, y prohibirá entrar y salir del área salvo por causa justificada, reducirá aforos y exigirá el uso de mascarilla en todos los espacios públicos abiertos o cerrados.

 Así se lo comunicó este sábado por videoconferencia el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, a los alcaldes de los ayuntamientos afectados, un encuentro tras el que compareció en rueda de prensa. Las medidas, que se han publicado en el Diario Oficial de Galicia (DOG) estarán vigentes hasta el viernes, dos días antes de las elecciones autonómicas, convocadas para el domingo 12 de julio.

Jesús Vázquez Almuiña

Confinamiento en Segrià durante 15 días

Unas horas antes, La Generalitat ordenaba el confinamiento de la comarca del Segrià (Lérida) a partir de las 16 horas del sábado.

La decisión afecta a una población de 210.000 habitantes, de la ciudad de Lérida y otros 37 municipios de la comarca. Las entradas y salidas quedan restringidas en la comarca debido a que los datos epidemiológicos de incidencia de Covid en el Segrià son “muy superiores” al del resto de Cataluña, ha justificado la consejera de Salud, Alba Vergés, en misma rueda de prensa. Los casos se han disparado en la última semana. Si hace dos semanas había 167 positivos identificados, antes del fin de semana la cifra ya superaba los 500.

Brote en un edificio de Albacete

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha comunicado un brote por coronavirus en un edificio de la ciudad de Albacete que ha llevado al confinamiento de todos los vecinos.

En dicho bloque existía un brote catalogado como familiar, que afectaba a 5 personas y que estaban pasando el aislamiento domiciliario, según ha informado la Junta en nota de prensa. El pasado viernes se confirmaron dos casos más por COVID-19, en el mismo edificio, aunque de diferente planta, que requirieron hospitalización. Al confirmarse desde el servicio de Epidemiología de Albacete la coincidencia de domicilio de los casos, se ha procedido al confinamiento del edificio

Así, todos los vecinos residentes en el inmueble cumplen con la definición de contacto de persona infectada por el virus SARS-COV-2, según se establece en el procedimiento de actuación frente a casos de infección por el nuevo coronavirus aprobado por el Ministerio de Sanidad.

Instalan carpas para realizar test en Ordizia

El Ayuntamiento de Ordizia ha informado de que este lunes se han instalado carpas para realizar test ante el posible brote de COVID-19 detectado en la localidad guipuzcoana y ha pedido a los ciudadanos que presenten síntomas que llamen al Centro de Salud, al teléfono 943 007 635.

Según ha explicado el Consistorio, las diez carpas se han instalado en el parque Barrena y desde las 10.00 horas de este lunes se están realizando pruebas PCR. Se prevé que a lo largo de la jornada se realicen entre 500 y 700 pruebas.

Además, como medida de seguridad, la pasada noche se han desinfectado las calles Etxezarreta, Santa María y Kale Nagusia, tal y como ha detallado el Ayuntamiento guipuzcoano.

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco informó este pasado domingo de que ha identificado en Ordizia “un posible vínculo epidemiológico entre distintas personas” que, en los últimos días, han tenido una PCR positiva, “y que no han reconocido otra relación entre ellas”.