José Miñones, presente en la reunión del Epsco en la que se ha validado la nueva recomendación frente a la RAM y las tasas de la EMA, ha definido los tres ejes sobre los que pretende que pivote la gobernanza rotatoria semestral que la nación asumirá el próximo julio en el Consejo de la UE. Concretamente, el titular de la cartera sanitaria ha fijado como principios rectores de la Presidencia española el impulso de la cultura de la prevención y promoción de la salud en la UE; el refuerzo de las capacidades de los sistemas de salud en áreas donde la pandemia provocada por la COVID-19 ha evidenciado la necesidad de avanzar; y el desarrollo de nuevas estrategias comunitarias en patologías prevalentes en Europa.

Como ha explicado, cerca de 50 eventos que se desarrollarán en todas las comunidades autónomas impulsarán una reflexión estratégica en áreas como la lucha frente a la obesidad infantil, la lucha frente a la RAM o la necesidad de asegurar la autonomía estratégica de la UE en sectores clave como el sanitario. La atención al VIH y el estigma asociado, el abordaje de las enfermedades raras y los problemas de salud mental, serán asimismo prioridades de la agenda sanitaria de la Presidencia española del Consejo de la UE, tal y como ya ha venido avanzando.

Las Palmas de Gran Canaria será sede de la Reunión Informal de ministros europeos a finales de julio

En este último caso, se pretenden impulsar las conclusiones del Consejo Europeo en esta parcela, facilitando el debate a través de eventos de alto nivel como la Reunión Informal de ministros que tendrá lugar los próximos días 27 y 28 de julio en Las Palmas de Gran Canaria. Precisamente esta cita servirá de escenario para la presentación de líneas de acción específicas como el proyecto Open Strategic Autonomy (OSA).

Junto a lo acordado en Luxemburgo, el ministro se ha focalizado en otras dos regulaciones que serán impulsadas en el marco de la citada Presidencia como parte del diseño de una nueva estructura de salud global a nivel internacional, donde el país representará los intereses comunitarios en foros internacionales del más alto nivel. De este modo, Miñones ha hecho referencia al Espacio Europeo de Datos Sanitarios y el reglamento sobre Sangre, Tejidos y Células (SoHO).

Entorno farmacéutico y soledad no deseada

Miñones también ha defendido durante el Epsco la necesidad de generar un sistema de Ciencia e I+D sólido que permita construir un entorno farmacéutico estable, innovador y sostenible. Con ello, ha abundado, los sistemas podrán “adelantarse a la enfermedad y disponer de los tratamientos que necesitan los ciudadanos de la UE”. En este sentido, ha vuelto a defender la necesidad de tomar decisiones encaminadas a dotar a la Unión Europea de la citada autonomía en materia de medicamentos, caso de las compras conjuntas ante alertas sanitarias, antibióticos con suministro limitado o enfermedades raras.

El ministro ha hecho partícipes a sus homólogos europeos de las medidas que, en este campo, también contempla el nuevo Plan de la Industria Farmacéutica en el que trabaja España; entre estas, el desarrollo del área de genéricos y biosimilares o de medicamentos estratégicos que necesitan mejoras en torno a los sistemas de precios de referencia para evitar la pérdida de interés comercial.

Por último, José Miñones ha incidido en la priorización a nivel europeo del abordaje de la salud mental y la lucha contra el estigma asociado en situaciones como la soledad no deseada. En este punto, ha celebrado el paso adelante que supone la comunicación de la Comisión Europea en salud mental y ha reiterado el compromiso de España en esta área, con la puesta a disposición de la UE todo el conocimiento y experiencia de nuestro país para seguir avanzando. Asimismo, ha pormenorizado que ya se trabaja en el diseño de un nuevo marco estratégico para una acción global frente a la soledad no deseada en el país.


También te puede interesar…