El Partido Popular y VOX han llegado a un acuerdo para formar gobierno en Aragón. Así, los portavoces de ambas formaciones en las Cortes, Ana Alós (PP) y Alejandro Nolasco (VOX), han firmado un pacto programático de 80 puntos con el objetivo de dotar a la comunidad de un gobierno “estable y fuerte”.

Tal y como han explicado los partidos en un comunicado de prensa conjunto, este acuerdo se centra en la formación del Gobierno de Aragón, pero “tiene vocación de globalidad, puesto que también incluye la voluntad política de ambas formaciones de dar estabilidad a los ayuntamientos de Huesca y Zaragoza a lo largo de toda la legislatura”. Un gobierno que, explican, tendrá como ejes estratégicos “el desarrollo socioeconómico, la cohesión territorial, la igualdad de los aragoneses vivan donde vivan, la mejora de los servicios sociales, la educación y la sanidad pública o la protección de la mujer y la familia”, entre otros.

Con base en este programa, el popular Jorge Azcón presidirá el gobierno de coalición en el que VOX dirigirá dos consejerías: la de Desarrollo Territorial, Despoblación y Justicia, que tiene rango de Vicepresidencia primera, y la de Agricultura y Ganadería. Por su parte, el PP se pondrá al frente del resto de las consejerías y una de ellas tendrá el rango de Vicepresidencia segunda. Los acuerdos tendrán una comisión de seguimiento, que se constituirá antes del 30 de septiembre de este 2023 y estará presidida por la persona que ostente la Vicepresidencia primera, que evaluará el cumplimiento de los mismos.

Mejoras en el ámbito sanitario

En materia sanitaria, ambas formaciones han pactado una serie de medidas para impulsar la equidad en las diferentes zonas de la región. PP y VOX exponen que la sanidad aragonesa se encuentra “gravemente deteriorada y en retroceso por la mala gestión del Gobierno autonómico saliente”. Por ello, ven urgente “recuperar la calidad que tuvo en etapas anteriores y que la situó como una de las mejores de España”.

En este sentido, la Sanidad, tal y como defienden, ha de ser “pública y de calidad”, por lo que proponen incorporar mejoras para sus profesionales. De este modo, se revisará el sistema de retribuciones del personal sanitario para “acabar con la precariedad salarial, los complementos salariales injustos y las guardias mal cotizadas”.

Asimismo, plantean “una auditoría de la capacidad operativa real de los hospitales aragoneses para responder a la demanda de intervenciones quirúrgicas y ejecutar un Plan de Mejora de la Listas de Espera Quirúrgicas”. Dicho plan, señalan, incluirá medidas como medidas como la Promoción de la colaboración público-privada para reducir las listas de espera en el acceso a estos servicios; la elaboración de un catálogo de procedimientos quirúrgicos que identifique los más frecuentes y los más graves para facilitar la gestión de la lista de espera quirúrgica de una forma homogénea por todos los centros médicos de la región; o el impulso de la cirugía mayor y menor ambulatoria para aliviar los quirófanos de cirugía quirúrgica.

Siguiendo la línea de la equidad sanitaria, PP y VOX sugieren crear un mapa de necesidades sobre el sector para cada una de las provincias que conforman la región, prestando especial atención al número y el tipo de población, a demandas emergentes, como la de servicios especializados en salud mental, y a los centros de atención médica existentes, teniendo en cuenta los servicios demandados por la población y los servicios ofrecidos en cada uno de ellos.

Del mismo modo, consideran necesario “adecuar los recursos, especialmente infraestructuras, personal médico y facultativo y cantidad de UVIs móviles, a las necesidades reales de la comunidad“. En concreto, pretenden agilizar “al máximo” las principales infraestructuras sanitarias en marcha, tanto los centros de salud como los hospitales de Alcañiz y Teruel.

Otra de las medidas sanitarias propuestas es la puesta en marcha de un plan de choque en materia de geriatría.

Y, por otro lado, poner a las familias en el centro de sus políticas también es fundamental para VOX y así lo ha reivindicado desde su creación. Por ello, darán especial importancia a esta área con la creación de la Dirección General de Familia, Infancia y Fomento de la Natalidad, cuya prioridad será “redactar la Ley integral de apoyo a las familias, impulso de la natalidad y protección de la maternidad”, o incluyendo la perspectiva familiar en la elaboración de todas las leyes que se aprueben en la comunidad.


También te puede interesar…