Incremento y estabilización de plantillas, más inversión y una Atención Primaria como eje del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS). Así son tres de las ideas fundamentales sobre las que se cimenta la candidatura de Pablo Iglesias y Unidas Podemos para el próximo 4-M. En este sentido, y en relación a la segunda de las premisas, defiende en su programa electoral este aumento sustancial de los recursos dedicados, con el objetivo situar a la región como una de las autonomías que más invierte. Todo ello en línea con la postura general de la formación morada, abogando así por un protagonismo absoluto de lo público frente a lo privado.

Cartel de campaña electoral de Unidas Podemos.

“Incrementaremos la inversión en 1.000 millones de euros anuales, además de recuperar la actividad externalizada. Este incremento de inversión supondrá la contratación de 10.000 profesionales sanitarios más”, señala el partido de Iglesias. En consecuencia, se apuesta por un modelo que ofrezca cobertura sanitaria para toda la población residente en la región, “independientemente de su situación administrativa”.

En relación con ello, Unidas Podemos se marca como tarea acometer un Plan de Empleo con una jornada de 35 horas semanales “para acabar con la precariedad” con un incremento de las plantillas. Al mismo tiempo, propone un Concurso Extraordinario de Méritos para lograr una estabilización de empleo.

La formación quiere también crear del portal de transparencia donde acceder a la bolsa de contratación y seguimiento del puesto a desempeñar y favorecer la conciliación laboral con medidas justas y de igualdad para los sanitarios que integran el sistema. En el mismo apartado profesional, Podemos pretende revertir las privatizaciones “comenzando por un exhaustivo control de los contratos, de las condiciones de los trabajadores y las trabajadoras de los servicios externalizados”.

Primaria y estructura del SERMAS

La sanidad que Iglesias lleva a las urnas se construye sobre una Primaria que aglutinaría el 25 por ciento del gasto total sanitario en la legislatura. Además, implantaría nuevas áreas de salud para una mejor y más cercana gestión de los servicios sanitarios de este nivel, de los Equipos de Salud Comunitarios, Salud Pública y Servicios Sociales, “priorizando la atención personalizada y cercana en la relación personal sanitario/paciente”.

Además, tanto para AP como especializada, Podemos aboga por poner en marcha de un Plan de Reducción de las Listas de Espera con idea de restablecer una atención segura y eficaz en el tratamiento de sus patologías.

UP quiere que el presupuesto de Atención Primaria alcance un 25% del total de la inversión en sanidad en una legislatura

De otro lado, el partido morado pretende crear una nueva ley sobre la estructura organizativa del SERMAS. Tal y como especifican, esta contemplaría órganos colegiados de participación efectiva de las profesionales y de la ciudadanía en todos los hospitales y áreas de salud. Al mismo tiempo, su finalidad sería también democratizar las estructuras de mando para una buena gestión, al servicio del bien común.

Una Ley de Salud Mental

Podemos hace hincapié también en este sentido, principalmente por la falta de profesionales y listas de espera existentes. A este respecto, se aboga por una Ley de Salud Mental que contemple los Derechos de estos pacientes con una perspectiva de género, integrando la atención socioanitaria de los pacientes con enfermedad mental grave y un protocolo para la prevención del suicidio. Al mismo tiempo, se apuesta también por asegurar el tratamiento psicológico a pacientes oncológicos y trasplantados.

Sanidad penitenciaria, cartera y paliativos

Entre otros aspectos clave del documento electoral, destaca la intención de Podemos de asumir las competencias en materia de sanidad penitenciaria. El objetivo así es asegurar la equidad en el acceso a una asistencia sanitaria de calidad en este colectivo, con la incorporación de personal sanitario especializado.

La candidatura de Iglesias buscaría también la gratuidad de algunos servicios sanitarios. De esta manera, se ampliaría la cartera incorporando la salud bucodental, la asistencia psicológica, la fisioterapia y la oftalmología y las prestaciones ópticas. Finalmente, UP propone también incrementar los recursos para la atención de los cuidados paliativos, incluyendo en esta línea la creación de un Observatorio del Derecho a una Muerte Digna.


También te puede interesar…