Premios BiC

El Plan Europeo contra el cáncer comienza a tomar forma. Así lo ha confirmado Stella Kyriakides, comisaria de Salud, después de que la Comisión haya puesto en marcha una consulta pública a nivel de la UE. El objetivo de la misma es configurar este Plan, detectar ámbitos de actuación clave y estudiar las posibles medidas futuras.

Según Kyriakydes, la idea es reducir el sufrimiento causado por el cáncer y ayudar a los Estados miembros a mejorar el control de esta enfermedad y los cuidados dispensados.

El cronograma está marcado y abarca todo 2020. En primer lugar se ha abierto un plazo de cuatro semanas (hasta el 3 de marzo) para definir la hoja de ruta del Plan. En paralelo se desarrollará la consulta pública, que durará 12 semanas, hasta el 28 de abril.

Las discusiones continuarán hasta julio, a través de encuentros que permitirán a la Comisión debatir elementos específicos del Plan con los Estados miembro. También se celebrarán diálogos específicos con las partes interesadas. El Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer se presentará antes de final de año.

¿Por qué necesitamos un Plan Europeo contra el cáncer?

Son muchos los motivos por los cuales el Plan Europeo contra el Cáncer es crucial para el futuro de Europa. En la Unión Europea, cada año se diagnostica cáncer a 3,5 millonesde personas. Es decir, se diagnostica un nuevo caso cada 9 segundos. Además, es la segunda causa de mortalidad, por detrás de las enfermedades cardiovasculares. Es un problema de salud que afecta directamente al 40 por ciento de los ciudadanos de la Unión. Además, tiene importantes repercusiones en los sistemas sanitarios y las economías europeas.

De aquí a 2035, los casos de cáncer podrían duplicarse y, si no se toman nuevas medidas, podría convertirse en la principal causa de muerte en la Unión Europea. Pero el 40 por ciento de los casos de cáncer pueden evitarse. “El margen de actuación y el potencial para reducir el número de casos en la UE son enormes”, recuerda la Comisión.

“Juntos podemos marcar la diferencia”

Tal como anunciaron la presidenta Von der Leyen —en sus orientaciones políticas— y la comisaria de Salud, Stella Kyriakides —en su carta de mandato—, el plan europeo busca reducir el sufrimiento causado por el cáncer y ayudar a los Estados miembro a mejorar el control de esta enfermedad y los cuidados dispensados.

El plazo marcado para la presentación de este Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer es finales de 2020.

La presidenta de la Comisión Europea ha puesto en valor la importancia del trabajo conjunto. “Juntos podemos marcar la diferencia: mediante la prevención, la investigación, la nueva estrategia en materia de datos y la igualdad de trato en toda Europa”, ha destacado Ursula von der Leyen.

El Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer se presentará
antes de final de año

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria.

Stella Kyriakides ha insistido en este mensaje, clave en su opinión para que el Plan llegue a buen puerto. “El Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer consiste en establecer la diferencia para los ciudadanos, los pacientes y los sistemas sanitarios europeos. Su éxito dependerá del pleno compromiso de los ciudadanos, los pacientes con cáncer, las partes interesadas y otros agentes, tanto a nivel europeo, como a nivel nacional y local. Invito a todo el mundo a participar, de modo que diseñemos un plan lo más ambicioso y eficiente posible”, ha destacado la comisaria de Salud.

Y ha añadido el lema bajo el cual se puede presentar este macro-proyecto: “Juntos podemos marcar la diferencia”.

Un plan integral

El Plan Europeo de Lucha contra el Cáncer, que se presentará antes de finales de año, propondrá medidas en cada fase clave de la enfermedad. En primer lugar, en el ámbito de la prevención. Este tipo de medidas, según la Comisión, “podría incluir una mejora del acceso a dietas saludables, una mejor cobertura de la vacunación, medidas destinadas a reducir los factores de riesgo medioambientales, como la contaminación y la exposición a sustancias químicas, u otras como el fomento de la investigación y la sensibilización”.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Entre las medidas destinadas a la detección y diagnóstico precoces podrían incluirse, plantea Bruselas, “el aumento de la cobertura de la población objetivo en materia de cribado de cáncer, un mayor uso de las soluciones digitales y la prestación de una asistencia técnica más completa a los Estados miembro”.

En el ámbito de los tratamiento y cuidados, las medidas podrían incluir la mejora del acceso a tratamientos de calidad, la adopción de nuevas terapias, medidas que garanticen que los medicamentos esenciales estén disponibles a precios asequibles y el fomento de la innovación y la investigación

Por último, estarían las medidas destinadas a garantizar la mejor calidad de vida posible para pacientes, supervivientes y cuidadores. Aquí, la Comisión destacan que podrían incluirse medidas para mejorar la reinserción profesional y prevenir la discriminación, así como la prestación de cuidados paliativos y la transferencia de buenas prácticas.