EP Madrid | martes, 21 de noviembre de 2017 h |

El Departamento vasco de Salud ha insistido en que las condiciones laborales en Osakidetza son “de las mejores de todo el Estado tanto en lo que a jornadas de trabajo, permisos, vacaciones, salarios, conciliaciones familiares, etc. se refiere”.

En un comunicado, la Consejería ha respondido así al estudio elaborado por el Sindicato de Enfermería, Satse, que apunta que el 51 por ciento de las enfermeras vascas sufre el síndrome del profesional ‘quemado’, mientras que siete de cada diez se siente estresada y el 81 por ciento entiende que han empeorado sus condiciones de trabajo.

Ante los datos aportados este lunes por Satse, la consejería dirigida por Jon Darpón ha destacado que el ratio de personal de enfermería por habitante en la Atención Hospitalaria en Euskadi es “el más alto del Estado, mientras que el ratio en la Atención Primaria es también superior a la media estatal”. En concreto, en Osakidetza trabajan 8.104 enfermeras, lo que supone que en el Sistema Sanitario Público vasco hay una enfermera por cada 247 habitantes.

Asimismo, ha resaltado que la actitud del sindicato Satse respecto al sistema sanitario público vasco “no se corresponda con la actitud que este mismo sindicato confederal mantiene respecto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, ya que, mientras llega a acuerdos en Madrid, esos mismos acuerdos los incumple en las comunidades autónomas”.

Finalmente, ha lamentado también que el sindicato Satse haya realizado en este estudio presentado hoy una lectura “tan alejada de la realidad que se vive en Osakidetza”.