Patxi López
Premios BiC

Las conclusiones del Grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública han salido adelante en la Comisión para la Reconstrucción por 166 votos a favor, 33 en contra y 94 abstenciones. Tras el segundo debate de los tres previstos, no se han concretado grandes acercamientos de cara al Pacto sanitario, aunque se han detectado avances parciales.

Una de las enmiendas trasaccionadas entre PSOE y PP tiene que ver con la sostenibilidad del sistema. Así, ambos grupos han acordado asegurar una financiación sanitaria “suficiente y equitativa” para el Sistema Nacional de Salud.

Esta declaración de intenciones incluye además cuatro actuaciones concretas. La primera, actualizar el sistema de financiación autonómica “ofreciendo un marco estable de suficiencia dinámica al SNS”. La segunda, mejorar el cálculo de las necesidades relativas que se emplea en la distribución del Fondo de Garantía Servicios Públicos Fundamentales. La tercera, convocar un Consejo Interterritorial monográfico. La cuarta, realizar revisiones periódicas para ajustar los indicadores y ponderación y garantizar la financiación de los servicios públicos fundamentales.

PSOE y PP todavían han acordado una transaccional más. Consiste en actualizar la legislación sanitaria del ámbito nacional y autonómico para adaptarla a las propuestas de la Comisión para la Reconstrucción. El objetivo es facilitar el cumplimiento de los objetivos de mejora y fortalecimiento del Sistema Nacional de Salud y elaborar un calendario de reformas legislativas derivadas de estas propuestas. 

Avances en financiación sanitaria

Pese a todo, el PP se mantiene en la abstención. Siguen existiendo importantes áreas de mejora en el texto, como trasladaron la semana pasada la diputada Ana Pastor y la portavoz sanitaria, Elvira Velasco.

La primera resaltó la creación de una Agencia Nacional de Salud Pública y calidad asistencial, formada por dos representantes de cada comunidad autónoma, bajo la coordinación de la Administración General del Estado. Frente a ello, la propuesta base opta por desarrollar el centro nacional previsto en la Ley de 2011. Velasco, por su parte, calificó de fundamental eliminar del texto la propuesta relativa al informe de la AiREF.

Dos acuerdos más

El debate y votación en Comisión del documento de Sanidad y Salud Públca ha incorporado dos enmiendas más. A propuesta del BNG y en los términos de una enmienda acordada con los grupos Socialista, de Unidas Podemos y con Más País, se ha aprobado dotar a las redes y/o centros sanitarios públicos de capacidades para la gestión operativa de sus presupuestos, su personal, sus compras y contratos de manera que se cree un marco de gestión adaptado a la naturaleza de la prestación de los servicios sanitarios. 

Por otro lado, se ha aprobado una enmienda de Más País, acordada con los grupos Socialista y de Unidas Podemos, para aumentar la capacidad estructural de la investigación clínica. Los grupos piden implementar medidas como el refuerzo a las estructuras de apoyo, el liderazgo de la I+D con financiación y gestión pública, o de la cooperación público privada que permitirían incrementar notablemente le volumen de recursos destinados al I+D en el corto plazo, atrayendo capital extranjero. 

El Pacto sanitario, pendiente del debate del Pleno

En total, en los cuatro grupos de trabajo de la Comisión para la Reconstrucción se incorporaron ochenta nuevas enmiendas el pasado viernes (en la primera votación se habían admitido otras 80, con importantes acuerdos en materia de recursos humanos). Pero, de ellas, solo estas cinco eran acuerdos del grupo de trabajo de Sanidad y Salud Pública. Los avances no son suficientes como para asegurar que la aprobación de este documento suponga hablar de un pacto sanitario entre grupos políticos.

El PP aún mantiene su abstención, junto con Unión del Pueblo Navarro, Más País, el Partido Regionalista Regionalista de Cantabria y Teruel Existe. Por su parte, votaron en contra los grupos de ERC, PNV, EH Bildu y BNG y JxCat. Todos ellos aún tienen que decidir qué enmiendas mantienen vivas de cara a la última fase del proceso. Las conclusiones de los cuatro grupos de trabajo de la Comisión para la Reconstrucción se volverán a debatir y a votar en el Pleno del Congreso del 22 de julio.

Cabe asumir cuáles serán dos de los principales reclamaciones del PP, como principal partido de la oposición. Ya lo adelantaron la semana pasada la diputada Ana Pastor y Elvira Velasco, portavoz de Sanidad del grupo parlamentario.

La primera defendió la creación de una Agencia Nacional de Salud Pública y calidad asistencial, formada por dos representantes de cada comunidad autónoma, bajo la coordinación de la Administración General del Estado. Frente a esta propuesta, el documento base apuesta por desarrollar la Ley de Salud Pública de 2011, que contempla la creación de un centra nacional. Velasco, por su parte, calificó de “fundamental” el eliminar del texto la propuesta relativa al informe de la AiREF sobre gasto de receta.


También te puede interesar…