Premios Fundamed
J. RUÍZ-TAGLE Madrid | viernes, 17 de febrero de 2017 h |

Una de las cuestiones que está marcando el rumbo de esta legislatura es el cumplimiento del acuerdo del Gobierno con Ciudadanos a través de las 150 medidas firmadas en el Pacto de Investidura. En Sanidad hay algunas cuestiones. Francisco Igea, portavoz de la formación naranja en el Congreso, las explica en GM.

Pregunta. Estrena cargo como nuevo responsable del área de Sanidad. ¿Qué cambios deparará su nombramiento?

Respuesta. No hay cambios esenciales. Lo que hay ahora es una apuesta por desarrollar el programa hasta un nivel normativo de tal forma que cuando el próximo año hagamos una conferencia sectorial podamos llevar varias ponencias. La idea es que si entramos en un gobierno autonómico en las próximas elecciones esté claro qué queremos hacer. También queremos ampliar el equipo y buscar inteligencia.

P. ¿Cuál va a ser ese equipo?

R. Tenemos gente muy buena. Jorge Soler, Daniel Álvarez… La idea es encargar a cada persona una ponencia y que esta persona busque equipo fuera del partido, ya sea en la Pompeu Fabra o en la Asociación Española de Economía de la Salud, para elaborar la ponencia.

P. El partido abandonó la definición de socialdemócrata para acogerse a la de liberal progresista. ¿En qué afecta esto a sus políticas sanitarias?

R. En nada. Nosotros creemos en el liberalismo. Pero esto requiere igualdad y que la gente no se vea frenada por su nacimiento. Por eso se necesita que haya una educación pública de calidad. Y requiere que tampoco sea la mala fortuna la que frene ese crecimiento personal, y por eso se necesita un sistema de sanidad público. Un liberal moderno no cuestiona los dos pilares fundamentales del Estado del Bienestar.

P. Tras cien días de gobierno. ¿Qué valoración hace del grado de cumplimiento del pacto de investidura?

R. Si han pasado 100 días de los 1.500 que deben pasar, vamos bien. Hemos avanzado en las víctimas de la talidomida, hemos conseguido revertir la tendencia de disminución del gasto sanitario gracias a ese 0,6 por ciento más que se le ha dado a las comunidades autónomas y hemos abierto también una vía de estabilización de los profesionales para luchar contra la precariedad. También hay cosas que nos han disgustado, como el asunto del copago.

P. Es cierto que el primer punto sanitario se refiere a la reforma del copago. ¿Van a insistir en este asunto o se cerró el tema cuando la ministra dijo que “no está en agenda”?

R. Claro que vamos a insistir. Yo no he ligado nunca por guapo, sino por pesado.

P. ¿Hay una PNL registrada?

R. En la siguiente Comisión estará.

P ¿Tiene el respaldo del resto de grupos?

R. Esperamos tenerlo. Es una proposición que no es ni ambiciosa ni demagógica pero reconoce una realidad. El problema del copago es que la gente tiene una idea bastante errónea. No está para redistribuir renta. No va a hacer lo que no haga el Ministerio de Hacienda o de Economía. El copago es un ticket moderador, pero en las rentas bajas, por debajo de los 18.000 euros, ha habido problemas de adherencia. Corrijamos lo que tiene de malo y no pidamos al copago una cosa que no le corresponde.

P. ¿En qué punto está el compromiso con la prescripción enfermera?

R. Creemos que no tiene solución si no se cambia el artículo de la ley. El artículo 77 de la Ley del Medicamento obliga a ese decreto: a los cursos, la acreditación, a los protocolos. Por tanto, es un despropósito. El decreto tiene a toda la enfermería en la ilegalidad. Si quieres hacer algo en serio, tienes que cambiar la ley.

P. ¿Tiene pronóstico bueno?

R. El momento político ha pasado. Lo que no está en la prensa ya no existe. Tenemos una PNL por cada Comisión y tenemos que adecuarnos a la urgencia y necesidad y al momento político.

P. La tributación de los médicos por la asistencia a congresos es una inquietud para los médicos, ¿hay solución?

R. Nosotros no queremos que se tribute por la formación continuada. Tenemos una PNL pendiente. El médico no debería tributar. Si la dirección de un centro autoriza ir a una actividad formativa, como no la financia que es lo que debería hacer, por lo menos que no tribute el facultativo. Las transferencias de valor implican varias cosas: conferencias, trabajos, registros que se hacen para la industria, todo ello tiene que tributar. La asistencia a congresos no debería de tributar. Si al final no se para, puede que se opacifique algo que se ha hecho transparente. Esto sí que sería una catástrofe. Es muy importante que se clarifiquen bien los conflictos de competencias y la relación de los profesionales con la industria. En el momento que sea transparente todo mejorará.

P. Hablaba del reto del acceso a la innovación. ¿Cuál es su diagnóstico actual y su propuesta?

R. El precio por valor o el riesgo compartido. Lo que pagamos tiene que estar relacionado con su utilidad. No negamos que las innovaciones tengan un precio mayor. Ahora, si tenemos que discutir, y esto está pasando ya, cuánto vale un antineoplásico nuevo que da tres meses más de supervivencia en un cáncer pulmonar metastásico…Alguien se tendrá que sentar y decir las cosas como son.

P. ¿Cuánto cuesta un mes de vida?

R. Exacto. ¿Cuánto cuesta un mes de vida en esas condiciones? Responder a esta pregunta es algo que ya han hecho los países europeos. Si no lo hacemos nosotros, vas a negociar siempre con una pistola en la cabeza. Cuando el ministerio dice que la manera de abordar las innovaciones es tomar como ejemplo lo realizado con la hepatitis C, yo me llevo las manos a la cabeza. Presumir de que eres el que más ha gastado en toda Europa… ¿Los demás son tontos? Igual alguno esperó a que hubiera mayor competencia.

P. ¿Servirá de algo la Conferencia de Presidentes para mejorar la financiación autonómica y con ella la sanitaria?

R. Vamos a tener que esperar hasta julio. Esto necesita un acuerdo de tres partidos por lo menos y se tienen que ordenar primero.

Corrijamos lo que tiene de malo y no pidamos al copago una cosa que no le corresponde”

Un liberal moderno no cuestiona los dos pilares fundamentales del Estado del Bienestar”