Premios Fundamed
GM | martes, 07 de enero de 2020 h |

El anteproyecto del presupuesto del Departamento de Salud para 2020 asciende a 1.162,3 millones de euros, es decir, un 6,96 por ciento más que el presupuesto del año anterior. Dentro de esta partida, se ha previsto otorgar cada vez más peso a la atención primaria. Esto se refleja en un incremento global de gasto, respecto a la previsión de cierre de 2019, del 3,2 por ciento frente a la atención hospitalaria, que crece un 2,1 por ciento.

En el anteproyecto se mantiene la prioridad por la investigación y la innovación, así como la renovación del equipamiento tecnológico o la salud pública y laboral. En el contexto del presupuesto que destina el Gobierno de Navarra, el peso específico de Salud se mantiene rozando el 25 por ciento del total. De esta manera, se confirma a la salud como una de las prioridades en coherencia con el acuerdo programático.

Partidas concretas

El Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea es quien se lleva la parte más importante del anteproyecto de presupuestos con 1.125,52 millones de euros. Dentro de este bloque, el apartado de personal se eleva a 580,39 millones de euros. En este apartado destacan las mejoras para el personal interino y el refuerzo a nuevas necesidades y realidades acordadas en el marco de la nueva política de profesionales.

En el caso del Instituto de Salud Pública y Laboral, el anteproyecto para el año 2020 asciende a 25,4 millones de euros, un 6,48 por ciento más que en 2019. Una parte se destina al desarrollo del calendario vacunal infantil y de adultos, destacando la introducción de la vacuna tetravalente antimeningocócica con rescate de cohortes previas. También el mantenimiento y mejora de los programas de Detección Precoz de Cáncer de Mama y Colon y de Metabolopatías en la Infancia, e inicio de actividades para la puesta en marcha del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Cuello de Útero. Estos programas preventivos se llevan una buena parte del presupuesto.

Para los gastos corrientes en bienes y servicios se van a destinar 356,14 millones de euros. En este ámbito destacan la partida de fármacos, dotada con 114,07 millones de euros. Esta cantidad se suma a los 153,66 millones de euros destinados a “transferencias corrientes”, dentro de las cuales sobresalen las prestaciones farmacéuticas y absorbentes, con 150 millones de euros (0,4 de ellos para mitigar los efectos del copago en rentas bajas).