La ministra de Sanidad, Mónica García, ha presentado esta mañana en la sesión de control al Gobierno celebrada en el Congreso de los Diputados la batería de medidas que el Ejecutivo plantea para un futuro próximo. La titular ha asegurado que “en las próximas semanas” van a crear “la especialidad de Urgencias y Emergencias”, una demanda que califica como “histórica” de los profesionales sanitarios, así como la presentación de la “estrategia de industria farmacéutica” fijado temporalmente para “la vuelta del verano”, el ya publicado “Plan de Atención Primaria 2025 – 2027” y la “reforma del estatuto marco” y de la Ley de Garantías del Uso Racional del Medicamento.

Lo ha anunciado durante su turno de intervención en la interpelación urgente registrada por Vox, donde Rocío de Meer ha tomado la palabra para su exposición incidiendo en diversos temas como la temporalidad, la fuga de talento o las listas de espera en el conjunto del SNS. “En Alemania, un residente cobra tres veces más [que en España] cuando el coste de la vida es solo un 20 por ciento mayor”, ha comenzado, asegurando que “uno de los grandes problemas de la sanidad española es precisamente la precariedad laboral de sus profesionales sanitarios”. “Antes de la pandemia, la temporalidad de los sanitarios en la sanidad pública de nuestro país era de un 40 por ciento, sin embargo, el último año se ha visto un aumento de 5 puntos y medio”, ha apuntillado.

La portavoz de Vox ha interpelado a la Ministra de Sanidad en referencia tanto a la “temporalidad” como a la “precariedad” de los contratos laborales de los profesionales sanitarios, valorando que los médicos “encadenan contratos temporales y sustituciones durante años”, de acuerdo a la literalidad de su discurso, “y ustedes […] llevan gobernando y protagonizando esta explotación laboral y este fraude durante siete años, y aumenta su gravedad todos los días”.

De Meer ha relatado lo que para la formación que representa son sus consecuencias: “la Organización Médica Colegial ha cifrado en alrededor de un 30 por ciento de médicos españoles que emigran nada más terminar su especialización”, ha expuesto, “nuestros médicos se van huyendo de la precariedad y ustedes no hacen nada por revertir esta fuga de talento”. Algo que, según la diputada, “también les sucede a los enfermeros” y que se manifiesta en las cifras registradas: “en 2022 se ha duplicado la tramitación de expedientes para trabajar fuera de nuestro país y en 2023 han aumentado hasta 1.500”.

Asimismo, también ha querido referirse a la duración de la jornada laboral, infiriendo que el actual gobierno no cumple con “lo prometido”: “la jornada semanal de 32 horas que prometen [en su programa electoral], para los profesionales sanitarios de la sanidad pública parece casi diaria”, algo que se traduce, según la representante de Vox, en “agendas desbordadas, estrés y penosidad”. “Claro que se van”, ha dicho, afeando a la ministra que, por el contrario, “incentive programas para atraer profesionales sanitarios de países extracomunitarios, no sabemos si para que acepten estas condiciones laborales precarias”.

La parlamentaria ha querido señalar también en su interpelación a la titular de Sanidad lo que ha denominado como “la brecha autonómica” en relación a la “desigualdad salarial” que se registra, de acuerdo a su intervención, entre autonomías. “Pero también es una brecha para los pacientes, no solo porque las listas de espera en nuestro país sean indecentes, sino porque también son diferentes en función de qué comunidad autónoma te haya tocado vivir”.

De la misma manera, De Meer ha querido abordar la falta de profesionales sanitarios durante el período estival y la cuestión de las listas de espera, alegando que “hay 850.000 españoles en listas de espera quirúrgicas”, cerrándose “el año 2023 con casi un millón”, cargando aquí contra el concepto de “universalidad” defendido por el Ministerio y proponiendo ante él la priorización de la asistencia sanitaria dentro del territorio español que, según la portavoz de Vox, ya presenta deficiencias.

García, por su parte, ha afeado la intervención de De Meer para asegurar que desde la cartera que dirige están “cumpliendo con los objetivos de la coalición progresista”, defendiendo aquí el pack de medidas aprobadas desde el Gobierno, sobre todo, la “la Ley de Universalidad”, que “hace que los profesionales sanitarios podamos trabajar de la mano de nuestro código deontológico“. Una cuestión que, según la ministra, ha evidenciado la pandemia, “que nos enseñó que nadie estaba a salvo si no estábamos todos a salvo, vengamos de donde vengamos”.

Asimismo, ha hecho referencia a la puesta en marcha de la Ley de Equidad y Cohesión y la Ley de Gestión Pública del Sistema Nacional de Salud para que, en palabras de la titular, “las prácticas fraudulentas […] salgan fuera de nuestro sistema sanitario”, además de la Agencia Estatal de Salud Pública, la Red Estatal de Vigilancia de la Salud Pública y el Sistema de Alerta Precoz y Asistencia Rápida, unas medidas que, según la ministra, “van a modernizar nuestro país y van a poner en marcha todo aquello que aprendimos durante la pandemia”. No ha querido dejar de referirse al Plan contra el Tabaquismo o el incremento de los cribados neonatales para la detección precoz de enfermedades, algo que ha definido ser una cuestión de “justicia social para que todos tengamos las mismas oportunidades en el momento de nacer”.

Una larga lista de iniciativas en la que no ha querido dejar de lado los “determinantes sociales de la salud” y su impacto en cuestiones como la salud mental, lo que ha llevado a su gobierno a crear el Comisionado con el mismo nombre, al afirmar que “las condiciones socioeconómicas impactan más en la salud de la población que el propio sistema sanitario”.

Antes de finalizar su intervención, García ha querido recordarle a De Meer que en los gobiernos autonómicos de los que forman parte pueden trasladar dichas cuestiones, alegando la existencia constitucional de “competencias transferidas” a las CC.AA.


También te podría interesar…